Combatientes azeríes en 2020, durante el último conflicto de Nagorno Karabaj. Imagen: Wikimedia Commons (Presidencia de Azerbaiyán).

  • Tras alcanzarse un alto el fuego el pasado jueves 15 de septiembre, hoy, sábado 17, las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán aseguran que dos de sus soldados han sido asesinados a manos armenias
  • Desde 2020 las escaramuzas entre ambos países en la región de Nagorno Karabaj (o Alto Karabaj) son un constante y con esta última acción azerí se teme una escalada bélica

La madrugada del pasado lunes 12 de septiembre se desataron varios enfrentamientos en la frontera armenia con Azerbaiyán. Los combates, que prosiguieron hasta el jueves 15, dejaron tras de sí al menos 135 muertes armenias y 77 azeríes.

La intervención rusa, socia de ambas naciones y aliada militar de Armenia, que forma parte de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), parecía haber conseguido un alto el fuego este pasado jueves 15. No obstante, hoy, sábado 17, las Fuerzas Armadas azeríes han anunciado que dos de sus soldados han muerto a causa de «una provocación armenia».

Rusia ya intervino en la Segunda guerra de Nagorno Karabaj hace dos años, evitando una escalada del conflicto, aunque siendo incapaz de resolverlo ni de cesar las hostilidades. Es por ello que Armenia y Azerbaiyán llevan combatiendo de forma intermitente por la región desde 2020. Pero ahora, los ataques azeríes han alcanzado la frontera armenia reconocida internacionalmente, lo que, en principio, obligaría a los miembros de la OTSC a acudir en ayuda de Armenia.

Sin embargo, la potencia vertebradora del Tratado de Seguridad Colectiva, Rusia, debilitada por la invasión a Ucrania y en pleno repliegue, no parece por la labor de dividir sus fuerzas para apoyar a los armenios. Azerbaiyán, mientras tanto, cuenta con el valioso apoyo de Turquía, que busca expandir su influencia hacia Asia central, y el desinterés del resto de potencias mundiales por oponerse a su avance.

El conflicto armenio-azerí moderno se remonta a la desintegración del Imperio ruso en 1917, con el inicio de la Revolución soviética y el nacimiento de numerosos países, como es el caso de los dos en cuestión. Estas han sido las guerras que ambos pueblos han librado entre sí a causa, en buena parte, de sus diferencias étnicas y religiosas (mientras que los armenios son cristianos, los azeríes son musulmanes chiitas):

Entre 1918 y 1920, la guerra armenio-azerí. En el contexto de la guerra civil rusa, se desarrolló en varios territorios fronterizos (entre los que ya se encontraba Karabaj) que tanto Azerbaiyán como Armenia reclamaban para sí. Finalizó con la intervención del Ejército Rojo, la sovietización de los dos Estados, la definición de sus fronteras y la creación de una república independiente en la que se incluía el territorio de Karabaj.

Entre 1988 y 1994, la Primera guerra de Nagorno Karabaj. Enfrentó a la minoría azerí de la región con la mayoría armenia. Hasta los últimos años de la Unión Soviética ambas etnias habían convivido en paz, pero con el resurgimiento de los nacionalismos en la zona, los habitantes de Nagorno Karabaj volvieron a mostrar gran interés por la pertenencia de la región a Armenia o Azerbaiyán. Finalizó con la firma del Protocolo Biskek, un acuerdo de alto el fuego provisional que dejaba la región en manos armenias. Sin embargo, el acuerdo fue incumplido en repetidas ocasiones años más tarde.

En 2008, 2016 y 2020, con escaramuzas que no escalaron tanto como las anteriores guerras, pero sí mantuvieron la soberanía de Nagorno Karabaj en disputa hasta la actualidad.

Pável Carballido. Jefe de internacional.

“Lo más revolucionario que una persona puede hacer es decir siempre en voz alta lo que realmente está ocurriendo”. Rosa Luxemburgo