Gente paseando al anochecer con mascarillas. Imagen: Gabriella Clare Marino en Unsplash.

  • Canarias, Baleares, Comunidad Valenciana y Navarra serán las únicas que mantendrán el toque de queda
  • Todas las provincias estarán abiertas y habrá libre movilidad en todo el país
  • Las nuevas medidas de cada comunidad necesitan de una aprobación judicial para poder aplicarse

España se prepara para la finalización del estado de alarma tras más de seis meses de duración. La medida implantada por el Gobierno decae la próxima madrugada del 9 de mayo en todo el territorio y serán las propias comunidades las encargadas de establecer las restricciones convenientes.

El Ejecutivo aprobó el Real Decreto-ley 8/2021 el pasado 4 de mayo para dar garantías y alternativas legales a las autonomías a la hora de aplicar las “medidas urgentes en el orden sanitario, social y jurisdiccional”.

Por tanto, los gobiernos regionales podrán adoptar muchas de las normas que ya tenían vigencia durante el estado de alarma con el respaldo de la Ley General de Sanidad y las Leyes Orgánicas de Salud Pública y de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública.

No obstante, necesitarán pasar por los Tribunales Superiores de Justicia de cada comunidad para certificar la legalidad de su implantación. Incluso, cabe la posibilidad de recurrir la decisión al Tribunal Supremo, que será el que tome la decisión final con el fin también de unificar dictámenes.

“Todas aquellas medidas restrictivas de derechos fundamentales tendrán que ser objeto de autorización o ratificación judicial”, explica la profesora de Derecho Constitucional en la Universidad Rey Juan Carlos, Alicia López de los Mozos.

A pesar de los posibles trámites jurídicos en los que pueden derivar las medidas adoptadas, cada ejecutivo autonómico ha publicado ya la situación en la que se encontrarán sus comunidades a partir de esta noche.

 

Comunidad de Madrid

El toque de queda dejará de estar vigente en toda la Comunidad de Madrid ante la falta de “cobertura para la adopción de medidas limitativas” como esta. Así lo ha confirmado el consejero en funciones de Sanidad, Ruiz Escudero, en la comparecencia del pasado viernes 7 de mayo, tres días después de las elecciones autonómicas.

Eso significa que el sábado 8 habrá que estar en casa antes de las 23.00 horas, pero se podrá volver a salir una hora después, es decir, a las 00.00 del 9 de mayo. Lo mismo pasará en el resto de comunidades que apliquen esta medida.

Los establecimientos comerciales podrán retrasar su horario de cierre hasta las 23.00 horas y los servicios de hostelería, hasta medianoche. No obstante, se deben seguir respetando las medidas implantadas hasta el momento: 75 % de aforo en interiores y máximo cuatro personas por mesa así como 50 % en el exterior, con seis comensales a lo sumo.

Del mismo modo, los auditorios, salas de cine y teatros amplían su horario también hasta las 00.00 horas, pero deberán mantener un espacio de separación entre personas o entre grupos que adquieran la entrada conjuntamente.

Los ciudadanos podrán reunirse en sus domicilios hasta un máximo de seis, aunque se ha recomendado que se limite solo a miembros convivientes, apelando a la “responsabilidad individual”.

Las únicas restricciones de movilidad que se mantendrán serán en 14 zonas básicas de salud (ZBS) y localidades, a espera de la aprobación del Tribunal Superior. A partir del 10 de mayo, entra en esta lista Leganés Norte y la abandonan ciertas ZBS de Móstoles, Vallecas, Hortaleza y Madrid capital.

 

Cataluña

En el caso de Cataluña, la relajación de medidas en comparación con la legislación anterior es mucho mayor.

Tampoco habrá toque de queda en toda la comunidad y se acaba con las restricciones no solo perimetrales entre territorios dentro de Cataluña, sino que también se permite la salida de esta. Todo ello provocará un aumento de la movilidad del 12 % según el consejero de Interior en funciones del Govern, Miquel Sámper.

Los nuevos horarios de restauración darán un alivio al sector: el cierre se ha fijado a las 23.00, seis horas más que antes, por lo que podrán ofrecer servicio de cenas tras meses de espera. Sin embargo, el aforo interior seguirá limitado al 30 %, y solo se permitirán cuatro personas por mesa si no son convivientes. En cuanto a los comercios, se amplía el horario hasta las 22.00 horas y se mantiene el mismo aforo que en hostelería.

Las reuniones sociales, serán de seis personas máximo tanto en público como en privado, aunque podrán ser muchos más en ceremonias religiosas gracias a la ampliación de la limitación de aforos hasta un 50 %.

Todas las medidas han sido avaladas por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, aunque deberán ser revisadas cada 15 días.

 

Andalucía

La Junta de Andalucía ha preparado una “fase de transición a la normalidad” dividida en tres etapas: una de estabilización (del 9 al 31 de mayo), otra de avance (del 31 de mayo al 21 de junio) y una tercera de normalidad (del 21 de junio en adelante). Con cada periodo, se suavizarán aún más las restricciones.

A pesar de que se han prefijado unas fechas, variarán en función de la incidencia y del ritmo de vacunación. Asimismo, se seguirá manteniendo la división en cuatro niveles de alerta, que provocará cambios en algunas restricciones.

La primera fase de estabilización, que comenzará esta misma noche, cuenta con medidas similares a las del resto de comunidades. Como consecuencia, desaparece el toque de queda, las restricciones de movilidad en toda la región sureña y se permiten las reuniones en domicilios entre no convivientes.

Los comercios retornarán a sus horarios habituales. También los bares y restaurantes ampliarán su horario hasta la medianoche, pero con un aforo del 75 % y ocho comensales en mesas de interior y diez en terrazas, que no cuentan con límite de capacidad. No obstante, los detalles del número de personas permitidas también se verán afectada por los niveles de alerta en los que se encuentre cada territorio.

La principal novedad en Andalucía es la reapertura de los pubs y las discotecas hasta las 02.00 horas más de un año después. Incluso, las pistas de baile estarán abiertas en zonas con nivel 1 de alerta, espacios abiertos y con mascarilla.

Aparte, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha reconocido que se cerraran perimetralmente los municipios con más de 5.000 habitantes y que superen los 1.000 contagios, pero siempre con una “autorización judicial”. En el resto de zonas menos pobladas con altas tasas de incidencia, se estudiará cada caso en específico.

 

Canarias

A diferencia de la mayoría de comunidades autónomas, el Gobierno de Canarias sí mantendrá el toque de queda en todas sus islas, aunque la hora variará, como todas las medidas, en función del nivel de alerta preestablecido.

Así, Fuerteventura, La Palma, La Gomera y El Hierro, que se encuentran en el nivel 1, han establecido su toque de queda a las 00.00 horas. Por otro lado, los habitantes de Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote y La Graciosa, las islas en el nivel 2, tendrán que retirarse a sus casas una hora antes.

De la misma forma, se mantendrán el resto de normas, como los controles en puertos y aeropuertos, en los que se exigirá una prueba PCR o de antígenos negativa para poder entrar y salir de cada isla.

Las ínsulas que se encuentran en nivel 1 de alerta tendrá un límite de diez personas en reuniones sociales, que se podrán juntar también en domicilios. En cuanto al sector de la restauración, se mantienen igual los límites de aforo (75 % en interiores), de personas por mesa (6) y cierre a las 23.00 horas.

En el resto que continúen en nivel 2, no podrán reunirse más de seis miembros no convivientes, cuatro dentro de bares y restaurantes. La hostelería deberá cerrar una hora antes del toque de queda, a las 22.00 horas, y el aforo quedará reducido al 50 % en interiores y 75 % en terrazas.

Los lugares de culto mantendrán las mismas restricciones de número de personas en interior que los restaurantes, en función del nivel de alerta de su isla.

El Gobierno canario ha publicado las medidas en el Boletín Oficial de Canarias (BOC); no obstante, el Tribunal Superior de Justicia del archipiélago, que se ha reunido hoy a las once de la mañana, debe dar el visto bueno a las medidas.

Aun así, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ya tiene previsto su reacción si se deniegan las restricciones: “En caso de que nuestras medidas no sean ratificadas por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, iríamos al Tribunal Supremo”.

 

Asturias

El Gobierno asturiano ha hecho públicas las restricciones que continuarán tras el fin del estado de alarma en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA).

Al igual que la mayoría de comunidades, tampoco continuará con el toque de queda y habrá libertad de movimiento en todo el territorio. No obstante, pedirá autorización al Tribunal Superior de Justicia asturiano para limitarla en zonas con incidencia extrema.

La hostelería retrasará su horario de cierre hasta la una de la madrugada, dos horas más que anteriormente, y no podrán reunirse más de seis personas tanto en exteriores como en interiores.

También el comercio se va a ver afectado por esa decisión de “suavizar las medidas”. Así, los locales de más de 300 metros cuadrados podrán aumentar su aforo hasta un 70 %, mientras que el resto solo aceptarán al 50 % ya estipulado.

En cuanto a las actividades culturales en museos, galerías de arte y bibliotecas, se permitirá un máximo de 15 personas en interiores y 30 en exteriores. Lo mismo en el caso de visitas guiadas.

Asimismo, en cines y teatros continuará con una limitación del 75 % de la capacidad total. Sin embargo, salas de concierto y otros locales del ámbito nocturno permanecerán cerrados.

 

Castilla-La Mancha

El presidente castellano manchego, García-Page, ha comparecido después del Consejo de Gobierno extraordinario que se ha celebrado hoy, sábado 8 de mayo.

El objetivo principal del Gobierno autonómico es pasar “del estado de alarma al estado de prudencia” ante la negativa del Ejecutivo central de prolongarlo. Aun así, las medidas serán más laxas que las que había hasta entonces.

El toque de queda, se levantará, aunque la intención inicial era mantenerlo y lo mismo sucederá con el cierre perimetral.

La hostelería podrá cerrar a la una de la mañana y se ampliará el aforo a 75 % dentro de estos establecimientos, aunque el exterior se permitirá llenarlo al completo. Lo que sí cambia con respecto a otras comunidades es el número máximo de personas por mesa, que está fijado en 10 comensales en todos los espacios.

Cabe destacar que se prohibirá la venta de alcohol una vez cierren los bares y restaurantes para evitar posibles fiestas después en domicilios, en los que se recomienda evitar reuniones entre no convivientes.

Los comercios (sin incluir centros comerciales) y los lugares de culto contarán con una mayor libertad para abrir, pues se podrá completar el aforo al cien por cien.

 

Castilla y León

Con el fin de no tener que recurrir a ninguna sentencia del Tribunal Superior o del Supremo, Castilla y León ha optado por suspender las limitaciones de movilidad nocturna y cualquier cierre perimetral, pero mantiene el nivel 4 de alerta en todas las provincias.

La hostelería sigue la estela de otras comunidades, pues extiende el horario de cierre hasta las 00.00 horas y permitirá seis personas por mesa, aunque contarán con un tercio del aforo total en interior y un 75 % en terrazas hasta que pasen de fase.

Asimismo, los municipios que cuenten con más de 150 casos por 100.000 habitantes en 14 días no podrán abrir los bares y restaurantes hasta que mejore su situación.

Donde no habrá ninguna limitación de personas será en reuniones privadas, por lo que los habitantes de Castilla y León podrán juntarse en sus domicilios sin posibilidad de evitarlo. De ahí que el Gobierno de la comunidad haya decidido prolongar la apertura de la hostelería.

 

Venancio Sánchez-Cambronero. Redactor.

“El trabajo de los periodistas no consiste en pisar las cucarachas, sino en prender la luz, para que la gente vea cómo las cucarachas corren a esconderse”. Ryszard Kapuściński