Imagen de cuatro artificieros del primer capítulo de Trigger Point. Imagen vía Movistar Plus.

Trigger Point: fuera de control es el nuevo thriller de Movistar Plus, estrenado el pasado 13 de junio. Esta ficción es del mismo creador de la aclamada ficción Line of Duty, que se televisó por primera vez en 2012 con una audiencia de 12,3 millones de espectadores.

Sinopsis
Lana Washington es una exmilitar, especializada en la desactivación de bombas, que forma parte del equipo de artificieros de Londres. Una operación que acaba en tragedia sobrepasa los límites de Lana y desemboca en una investigación policial de la que se pone al mando.

El grupo criminal siempre va un paso por delante de la policía y Lana sospecha que los ataques puedan atentar contra del propio equipo de artificieros. Pero ¿cómo demostrar eso? Lo primordial es que no haya más víctimas, no obstante, la ciudad de Londres corre un peligro inminente. 

6 episodios sin aliento
Trigger Point es el claro ejemplo de una ficción equilibrada. Aunque esté repleta de acción, no es una historia desbocada sin un guion estructurado detrás, como las típicas producciones donde el punto fuerte son las peleas y persecuciones frenéticas.

El elemento que hace que Trigger Point haya triunfado es precisamente la trama. La historia pone en tensión al espectador desde el primer momento y capítulo a capítulo es cada vez más compleja. Pone en situaciones límite a sus protagonistas constantemente. Cuando parece que llega la calma, aparece otro nuevo artefacto, otro nuevo problema u otra nueva potencial víctima. Es la propia cotidianidad lo que inquieta al espectador llegado a un punto, porque después de la emisión del primer capítulo, el público siempre espera situaciones más complejas, que siempre acaban llegando. 

Esta es una ficción que, aun pudiendo usar el factor sorpresa, utiliza el recurso de la tensión. De este modo, el espectador siempre forma parte del proceso de desactivación de artefactos y de la propia investigación. En vez de hacer explotar una bomba, los espectadores pueden ver cómo se desarrollan situaciones cotidianas con un explosivo bajo la mesa, lo cual alimenta el interés. 

El guion es un elemento fundamental para el éxito de Trigger Point. Sin embargo, la trama va acompañada de la extraordinaria utilización del lenguaje audiovisual, como es la cámara al hombro y los planos cortos que dan al público una sensación de realismo. 

Esta ficción, por otra parte, es una experta del cliffhanger. Este término es un recurso narrativo que consiste en que el protagonista se vea expuesto a situaciones extremas al final de cada episodio. 

En la época actual en relación a las producciones audiovisuales, es un recurso que ya no deja expectante al público, debido a que la mayoría de las plataformas como Netflix suben sus series completas. Por tanto, ya no es tan relevante ese final impactante, ya que se puede reproducir el siguiente capítulo. No obstante, Movistar sí continúa emitiendo un episodio por semana, lo que es mejor para mantener al espectador enganchado a la serie. 

Asimismo, los personajes están muy bien construidos. Nuestra protagonista, Lana, es interpretada por Vicky McClure, quien también formó parte del elenco de Line of Duty como Kate Fleming. Este personaje se muestra como una mujer muy fuerte que se debe a su trabajo, pero no cae en el tópico, a pesar de su coraza se muestra vulnerable en muchas ocasiones y con dificultades incluso para desarrollar su labor debido a su implicación personal. Es muy fácil empatizar con Lana, quien aun siendo un personaje frío, no extremadamente cariñoso ni abierto, se puede leer desde la pantalla como un libro abierto. 

 

Emisión y futuro de Trigger Point
El último capítulo de Trigger Point se emitirá mañana lunes 18 de julio en Movistar Plus. No obstante, Jed Mercurio, creador de la serie, afirmó para Radio Times: “Si esta serie cae bien con la audiencia, nos encantaría hacer más. Está configurada para regresar. Sabemos cuánto aman las audiencias los thrillers: son una gran parte de la experiencia televisiva de las personas ahora, y tener otra serie de Trigger Point en el futuro sería genial si tenemos la suerte de llegar a ese punto».

Todo apunta a que el final de este paquete de episodios no será cerrado y que el éxito que está alcanzando conducirá a una segunda temporada. 

 

Macarena Lledó. Subdirectora y Jefa de cultura.

“Si no creemos en la libertad de expresión de las personas que despreciamos, no creemos en ella en absoluto”. Noam Chomsky