El Barça alzando la copa de la Champions. Imagen: UEFA.com.

  • Es la segunda final de Champions que disputaba el club, tras haber perdido 4-1 ante el Olympique de Lyon en 2019
  • Se trata de la primera Champions que obtiene un conjunto español femenino

Tras años de constancia, el trabajo del Barça dio sus frutos ayer, 16 de mayo, en el estadio Gamla Ullevi de Göteborg, en Suecia. El conjunto azulgrana se midió frente al Chelsea tras vencer a una de sus némesis, el PSG, en semifinales.

Tras el pitido de inicio, tan solo pasaron 39 segundos antes de que las blaugranas consiguiesen su primer gol, marcado en propia puerta por Melanie Leupolz, centrocampista del Chelsea, tras el rechace de un tiro de Martens.

El partido siguió y, a los dos minutos del primer gol, Harder está a punto de igualar el marcador para el conjunto inglés tras superar a la defensa rival. El disparo, sin embargo, se le va demasiado alto. A esto le siguen otras dos oportunidades más del Barça que marcan un inicio de final muy dinámico.

En el minuto 12 se produce un penalti a favor de las azulgrana que ratifica el VAR. Lo ejecuta y marca Alexia Putellas, la capitana del equipo, una jugadora que lleva en el club desde sus inicios en Europa, con esa estrepitosa derrota 0-7 frente al Arsenal en 2012, y que ha visto su evolución hasta la actualidad.

Ni diez minutos pasan antes de que Aitana Bonmatí, en el minuto 20, anotase el tercer gol para su equipo. Todo tras una gran jugada armada por Jenni Hermoso y Alexia Putellas.

El cuarto gol lo marca Graham tras un pase de Martens en el minuto 36. Durante el resto del primer tiempo el Barça continua presionando y muestra un control absoluto del terreno de juego.

El segundo tiempo el equipo barcelonés se mostró más a la defensiva y consiguió mantener el resultado de la primera parte.

Este título significa para el Barça la recompensa al trabajo y la mejoría que ha presentado el equipo, que ha pasado de encajar diferencias de 7 goles en fases clasificatorias a ganar finales con un marcador de 0-4 a su favor. El conjunto azulgrana se convierte, con esto, en el primer equipo español en ganar la Champions femenina y en el primer club en ganar la Champions tanto femenina como masculina.

Más allá de la importancia que tiene para el Barcelona, esta victoria también afecta al fútbol femenino de nuestro país en general: demostrando que el nivel de los equipos españoles puede compararse con el del resto de conjuntos europeos y marcando un precedente que podría servir de impulso para las categorías femeninas y dejar referentes para todas aquellas futuras futbolistas de nuestro país.

Pável Carballido. Jefe de Cultura y redactor.

“Lo más revolucionario que una persona puede hacer es decir siempre en voz alta lo que realmente está ocurriendo”. Rosa Luxemburgo