Verstappen entrando en boxes, en el GP de España. Imagen: vía Twitter (@F1).

  • Carlos Sainz y Fernando Alonso salieron en sexta y décima posición, respectivamente 
  • Verstappen y Hamilton lucharon durante toda la carrera por el primer puesto

El circuito barcelonés acogió el espectáculo de los monoplazas de la Fórmula 1 y puso el foco mediático sobre Carlos Sainz  y Fernando Alonso, ya que corrían en casa. El Gran Premio de España comenzó con una salida muy apretada entre todos los pilotos, que no fue muy buena para Carlos Sainz, que  salió en sexta posición.

Tras la salida destacaron Versatppen y Hamilton, que lideraron  la carrera. Pero,  a partir de la séptima vuelta se redujo la distancia del neerlandés respecto al británico y comenzó  una apasionante lucha por el primer puesto.

En la decimosegunda  vuelta,  Alonso perdió la décima  plaza y comenzó a perder posiciones progresivamente. Asimismo, el piloto francés, Glasy, fue sancionado con cinco segundos por la Dirección de Carrera, puesto que se había adelantado de su posición en la parrilla de salida. Penalización que cumplió cuando paró en boxes y que le dejó en última posición.

Verstappen realizó una parada en la vuelta 24 que le situó en tercera posición por detrás de su compañero de equipo Bottas. Lo que aprovechó Hamilton para ganar distancia, ya que le comunicaron que sus neumáticos estaban bien y que podía continuar sin pasar por boxes.

Fernando Alonso avisó a su equipo en la vuelta 29 de que estaba sufriendo un problema en el motor, posiblemente en las bujías. Esto fue   aprovechado por el italiano Giovinazzi para intentar adelantarlo, pero el asturiano logró resistir y mantener su posición.

La lucha entre Verstappen y Hamilton fue in crescendo  cuando alcanzaron el ecuador de la prueba. A pesar de lo reñida que estaba la  dispusta por el priemr   puesto, que lideraba Verstappen, Hamilton a pesar  de encontrarse muy cerca decidió parar en boxes y cambiar los neumáticos. Una parada que sorprendió a todos los espectadores, ya que dio ventaja al neerlandés, quien avisó a su equipo de que los coches de la escudería Mercedes tenían más agarre que su monoplaza.

Tras una lucha que se intensificó  en las últimas vueltas y las dudas de Hamilton respecto a sus neumáticos, el británico se puso en primera posición en la vuelta 60, a seis vueltas del final. Todo ello, a pesar de que su compañero Bottas le retuvo, de nuevo, durante una vuelta en la tercera posición.

A tres vueltas del final, Fernando Alonso perdió dos plazas y se quedó en el puesto 17, en el que acabó la carrera. Mientras que Carlos Sainz, finalizó  la carrera en la séptima  plaza.

El Gran Premio de España acabó  con el triunfo de Hamilton,  Verstappen en segunda posición y Bottas en tercer puesto. Esta prueba se convirtió en la tercera victoria de la temporada para el británico.

Incidentes de la carrera

En la décima  vuelta, el japonés Tsunoda  sufrió una avería que paró el coche por completo en medio de la curva 10. El piloto tuvo que realizar una complicada maniobra para lograr meter una de las ruedas de su monoplaza  en la grava y así evitar que este se moviera  cuando soltara el freno.

Esta extraña parada produjo la salida del coche de seguridad que supuso una ralentización del ritmo de la carrera, para que pudieran sacar el coche de AlphaTauri del circuito.

Por su parte, el piloto italiano de Alfa Romeo, Giovinazzi, sufrió un imprevisto en boxes cuando fue a cambiar sus neumáticos, aprovechando la avería de Tsunoda. Y es que uno de los blandos que le iban a calzar estaba pinchado, por lo que tuvieron que buscar otro y el piloto  perdió 45 segundos.

 

Borja Durán. Director y redactor.

“Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero”. Voltaire