Miguel Oliveira en su moto en el circuito de Montmeló en 2017. Imagen: Artes Max en Flickr.

  • Los pilotos españoles Joan Mir y Maverick Viñales lograron el 4º y 5º puesto, mientras que Marc Márquez cayó en la curva 10
  • La Dirección de Carrera sancionó a Fabio Quartararo, el favorito, hasta en dos ocasiones

El piloto portugués, Miguel Oliveira (KMT), logró el primer puesto de la temporada en el Gran Premio de Cataluña de 2021, celebrado ayer 6 de junio. El luso compartió podio con el francés Johann Zarco (Pramac) y el australiano Jack Miller (Ducati). Todo ello después de que Fabio Quartararo (Yamaha) fuese sancionado hasta en dos ocasiones.

En cuanto a los pilotos españoles, tan solo Joan Mir (Suzuki) y Maverick Viñales (Yamaha) lograron estar entre los diez primeros. Concretamente, obtuvieron un 4º y 5º puesto, que distan bastante de los siguientes clasificados con la misma nacionalidad, Alex Márquez (Honda) y Jorge Martín (Pramac), que finalizaron 11º y 14º, respectivamente.

El resto no logró acabar la carrera. A pesar de un inicio prometedor con los siete adelantamientos de Marc Márquez (Repsol) y el mantenimiento de la 6º posición de Aleix Espargaró (Aprilia), ambos acabaron cayendo en la curva 10, modificada este  año. Lo mismo le sucedió a Pol Espargaró (Repsol) y a Iker Lecuona (KTM Tech 3).

 

Mal día para Fabio Quartararo

No obstante, la peor suerte en este circuito de Montmeló se la llevó el piloto de Yamaha, Fabio Quartararo. “El Diablo”, que ya ganó el año pasado allí, era el claro favorito para alzarse con el título. No obstante, dos fallos durante la carrera no le permitieron coronarse tras un fin de semana de buenas sensaciones con la pole del día anterior.

Quartararo no supo aprovechar la ventaja inicial que le suponía salir en cabeza y pasó a ocupar el 5º puesto tras las primeras dos vueltas, aunque recuperó posiciones conforme avanzaba la carrera.

Incluso, el piloto francés llegó a ocupar el segundo puesto, pero todo se truncó en los últimos compases. Mientras peleaba por la tercera plaza con Miller, el de Yamaha tuvo que acortar la trazada de la curva 1 para evitar perder el equilibrio.

La maniobra provocó que perdiese siete décimas con respecto a su rival, a lo que se unió una penalización de 3 segundos por parte de Dirección de Carrera como consecuencia de esa invasión de la chicane. Esta última fue la que ocasionó la pérdida del podio para Quartararo.

Además, al final de la carrera realizó una actuación que le volvió a costar una sanción. Cuando apenas quedaban tres vueltas para el final, al piloto francés se le desabrochó el mono y fue incapaz de cerrarlo. Su solución fue tirar el protector del pecho, que le incomodaba, a la pista, lo que no gustó al resto de competidores.

La tardía respuesta de los comisarios de Dirección de Carrera consistió en otros 3 segundos de castigo, lo que le acabó relegando a la 6º posición. Sin embargo, el mundo del motociclismo no ha quedado contento con esta decisión y hay una amplia variedad de opiniones contrarias.

Por un lado, hay algunos que piensan que se debería haber mostrado la bandera negra, lo que hubiese obligado al piloto a ir a boxes y, por tanto, a abandonar la carrera. Así lo han defendido pilotos como Joan Mir o el ya retirado, Casey Stoner.

Incluso, el propio Quartararo ha reconocido que debió recibir ese castigo un día después de renegar de su sanción: “Creo que echando la vista atrás a lo que pasó, ahora que la historia está terminada, puedo estar feliz porque es difícil de admitir, pero para mí fue bandera negra”.

En el lado opuesto, se encuentran Aleix Espargaró o Marc Márquez, que hubiesen abogado por medidas más laxas como que no recibiese ningún castigo o que se le hubiese permitido parar en mitad de la carrera para arreglar el problema y continuar.

Más allá de toda controversia, Oliveira se hizo con el triunfo en el Gran Premio de Cataluña. Esta victoria le va a ayudar a coger ritmo después de siete carreras en las cuales solo ha logrado dos podios.

Asimismo, los 25 puntos recibidos por posición le permiten colocarse en la parte media de la tabla, que encabeza Quartararo a pesar de su último mal resultado.

 

Venancio Sánchez-Cambronero. Redactor.

“El trabajo de los periodistas no consiste en pisar las cucarachas, sino en prender la luz, para que la gente vea cómo las cucarachas corren a esconderse”. Ryszard Kapuściński