Imagen: Atlético de Madrid media

  • Tres goles en 15 minutos fueron suficientes para que el conjunto rojiblanco se hiciera con el título
  • Una Laia Aleixandri estelar fue elegida MVP del partido

La noche comenzaría y acabaría con dos protagonistas, el Atlético de Madrid, en general, y Virginia Torrecilla, en particular. La jugadora rojiblanca, que juega el partido de su vida contra el cáncer, sería la encargada de dar la charla motivacional previa al encuentro. Y funcionó, porque, una hora y media después, también sería la encargada de levantar el título junto a Amanda Sampedro.

45 minutos de vendaval ofensivo serían suficientes para superar a un Levante que no estuvo cómodo en ninguna fase del partido. El entrenador del conjunto colchonero, Jose Luis Sánchez Vera, planteó un partido un 4-4-2 en rombo en el que sobresaldrían las puntas, Ludmila y Ajara, que caían a banda para habilitar la entrada en segunda línea.

Y justo así llegó el primer gol. Guagni pondría un balón al espacio para la carrera por la derecha de Ajara, que serviría un centro raso para que Deyna Castellanos batiera con un disparo ajustado a Paraluta. Dos minutos después la colegiada, Marta Frías, anuló un gol al Atlético por falta en el salto de Tounkara, pero eso no frenó al conjunto madrileño.

En la siguiente jugada, carrera impresionante de Ludmila Da Silva que llega a línea de fondo y le sirve el gol en bandeja a la debutante Ajara, que solo tuvo que empujar el balón. Con el Atlético de Madrid jugando a placer y en una acción calcada, las colchoneras harían el tercer gol con Ludmila como asistente y Ajara de goleadora.

A partir de ahí no hubo partido. Las jugadoras levantinistas lo intentaban por medio de disparos lejanos, con Eva Navarro como jugadora más participativa, pero no conseguían intimidar la portería defendida por Lindahl. A la salida del descanso, un Levante más protagonista se instaló prácticamente todo el segundo tiempo en campo contrario, aunque no generaría ninguna ocasión clara. Gran parte de culpa tuvo la pareja de centrales rojiblanca, Tounkara y Laia, que secaron por completo a todo el frente de ataque granota.

Finalmente, el conjunto rojiblanco consiguió su primera Supercopa de España en un partido en el que fueron justas vencedoras y con Laia, Ludmila y Ajara como figuras más destacadas.

 

Alberto García. Jefe de Deportes y redactor. “No miente tan solo aquel que habla en contra de lo que sabe sino, ante todo, aquel que habla en contra de lo que no sabe”. Friedrich Nietzsche