La molécula agilizando la transmisión de información entre 2 neuronas.
Imagen: Tal Iram.

  • La proteína fue descubierta por un grupo de investigadores en cerebros de ratones
  • El hallazgo abre un nuevo campo de estudio en la lucha contra el Alzhéimer

Investigadores estadounidenses hallaron una molécula capaz de frenar el deterioro cognitivo que sufren las personas que padecen Alzhéimer. A pesar de que se trata de un avance muy preliminar y sólo observado en ratones abre todo un horizonte en el estudio de esta enfermedad.

El equipo de científicos, liderado por el investigador de la Universidad de Standford, Tony Wyss-Coray, inyectó el líquido cefalorraquídeo (sustancia que se encuentra en el cerebro y la médula espinal) de los ratones más jóvenes a los más viejos. 

Después pusieron a prueba la memoria de los ratones viejos, los cuales en condiciones normales no consiguen recordar ni una simple secuencia de eventos, sin embargo tras recibir el líquido cerebral consiguieron reaccionar a estos sucesos. Esto indica que se produjo una mejora en la conductividad de las neuronas de los ratones envejecidos, es decir, un progreso en su memoria.

Este hallazgo prueba que por la sangre corren dos tipos de moléculas: unas están en el plasma joven y activan la regeneración de los tejidos y otras se encuentran únicamente en el plasma de los ratones viejos e impiden dicha renovación.

La proteína identificada en el líquido cefalorraquídeo de los ratones más jóvenes se conoce como Fgfl7. Esta molécula es “capaz de activar la producción de oligodendrocitos jóvenes por sí sola” y “es necesaria para la formación del encéfalo durante el desarrollo del embrión, pero no se sabe casi nada sobre su producción en los cerebros de adultos y personas mayores” afirma, la investigadora Tal Iram.

Los resultados publicados por la empresa Alkahest son esperanzadores, aunque aún no demuestra que puedan frenar ni curar el Alzhéimer, ya que “esta enfermedad se ha curado varias veces en ratones, pero actualmente no existe ni una sola cura para personas” recuerda, Jesús Ávila, investigador del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa.

Sin embargo, la comunidad científica se muestra optimista frente al hallazgo ya que estos datos revelan que el futuro puede ser prometedor pues pueden significar un intento para la creación de una vacuna o un tratamiento que permita su cura.

Pepe Lacave. Redactor.

“Ser periodista es ver pasar la historia con boleto de primera fila”. Diego Petersen Farah