Celebración del Año Nuevo Chino en Tarragona. Imagen: Flickr.

  • El 1 de febrero de 2022 da comienzo al año 4720 en el sudeste asiático
  • Las celebraciones comenzaron ayer, con el Año Nuevo, y terminarán el 15 de febrero, con el Festival de las Linternas

Ayer, 1 de febrero, dio comienzo el Año Nuevo Chino: el año 4720. Esta festividad, conocida a su vez como “Año Nuevo Lunar” o “Fiesta de la Primera”, no solo se celebra en China, también en otros países del sudeste asiático, como Corea del Sur, Filipinas, Japón o Singapur. Y, en esta ocasión, da paso al Año del Tigre de Agua, símbolo de fuerza y valentía.

En estas fechas, millones de personas vuelven a sus lugares de origen para pasar la fiesta tradicional con sus familias, en un periodo que se prolonga desde el primer día del calendario lunar hasta el día 15. En el primero, se celebra el Año Nuevo; en el último, el Festival de las Linternas.

Estos países asiáticos no se rigen únicamente por el calendario gregoriano, propio de la mayor parte del mundo, como es el caso de España. Sino que, a su vez, perpetúan la tradición y mantienen el calendario lunar.

Los agricultores, en tiempos pasados, se guiaban por este patrón para conocer los cambios de estaciones y así controlar las actividades del campo más oportunas en cada momento.

Así, el Año Nuevo Lunar lo marca la segunda luna nueva después del solsticio de invierno boreal (es decir, del hemisferio norte), lo cual define el final del invierno y el inicio de la primavera en esta parte del planeta. Por tanto, siempre cae entre finales de enero y principios de febrero.

Y, al igual que en el calendario gregoriano, la duración del año la determina el tiempo que la Tierra tarda en dar una vuelta completa alrededor del Sol (365,24 días). Pero, sin embargo, los meses chinos comienzan en cada luna nueva y se dividen en tres semanas de 10 días.

Por otro lado, la diferencia de años (2022 y 4720) radica en que el calendario asiático se comenzó a contar desde el año 2698 a. C., fecha de la coronación del Emperador Amarillo.

Asimismo, este calendario combina cinco elementos celestes (metal, madera, agua, fuego y tierra) con los 12 animales del zodiaco (rata, buey, tigre, conejo, dragón, serpiente, caballo, cabra, mono, gallo, perro y cerdo). Por ello, se dice que este año es el “Año del Tigre de Agua”.

 

Las vísperas de la festividad
Antes del primer día del año, se realiza una limpieza general en las casas para quitar el polvo y la suciedad, lo que simboliza sacar la mala suerte acumulada durante el año que está por finalizar.

Del mismo modo, se pegan carteles rojos con frases positivas para atraer la buena suerte y la riqueza. Y, además, se pegan en las ventanas unos caracteres de papel rojo alusivos a las fiestas.

 

La celebración de la Nochevieja y el Año Nuevo
Durante la última noche del año, toda la familia se reúne a cenar alrededor de una mesa redonda, que simboliza la unión.

Luego, los adultos les entregan a los niños unos sobres rojos con dinero en su interior, como representación de protección y buena suerte.

Todos los miembros de la familia permanecen despiertos hasta el amanecer y juegan a juegos de mesas, a las cartas o a los dados. También se enciende una tira de petardos para espantar a la mala suerte y a los malos espíritus.

Y, en Año Nuevo, se visitan amigos y familiares para desear felicidad, prosperidad y riqueza.

 

Macarena Hortal. Redactora.

“Decís vosotros que los tiempos son malos. Sed vosotros mejores, y los tiempos serán mejores: vosotros sois el tiempo”. Agustín de Hipona

Califica este post