Coches circulando. Imagen: Pizabay.

  • El plazo para regular los VTC finaliza el 30 de septiembre
  • Andalucía tiene previsto aprobar la normativa inmediatamente

Los Vehículos de Transporte Concertado (VTC) se encuentran en peligro a pocas semanas de que se finalice el periodo de gracia de cuatro años que suponía el Real Decreto Ley 13/2018. Dicho decreto, tramitado por el anterior ministro de Transportes, José Luis Ábalos, establecía un periodo de cuatro años para que las comunidades autónomas regularan la actividad de los VTC. A falta de que finalice el plazo, establecido el próximo 30 de septiembre, únicamente las comunidades de Madrid y Cataluña han aprobado dicha normativa, lo cual supone un futuro incierto para empresas como Cabify, Uber y Bolt en el resto de comunidades.

El CEO de Cabify, Juan de Antonio, reclamó al Gobierno prorrogar por dos años más las licencias. Justificó que la pandemia ha supuesto un duro golpe por las restricciones de la actividad, lo cual implicó una caída de la facturación. De Antonio también hizo referencia a un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Barcelona en el que se establece ese periodo de tiempo como el necesario para reflejar el impacto de las restricciones de movilidad que se impusieron durante la crisis sanitaria.

Por su parte, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, descartó conceder una prórroga por moratoria para que las comunidades regulen las licencias de VTC. Sánchez señaló que el tiempo concedido por el anterior ministro de Transportes ha sido más que suficiente.

Las huelgas y protestas que protagonizaron los taxistas en 2018 ante la popularización de las aplicaciones de Cabify y Uber derivó en la aprobación del decreto Ábalos. La regulación establecía que los conductores de VTC solo podían realizar trayectos interurbanos, de igual manera que cada comunidad autónoma debía establecer y aprobar su tránsito dentro de las ciudades.

El Gobierno instauró un periodo de cuatro años para que las comunidades tramitaran la normativa. Sin embargo, la pandemia llegó en mitad de ese periodo, por lo que las plataformas no han podido hasta ahora continuar con las negociaciones y los VTC no han podido recuperar la inversión de sus licencias. Dentro de este decreto también se estableció que existe la posibilidad de solicitar una indemnización completa en caso de que logren justificar que los cuatro años son insuficientes.

 

Anne Madrigal. Redactora.

“No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedan imponer a la libertad de mi mente”. Virginia Woolf