Invierno en la Cañada Real. Imagen: revistahincapie.com.

  • El Gobierno pretende desmantelar la Cañada a través de una serie de ayudas que permitan a sus habitantes acceder a nuevas viviendas más dignas
  • La falta de competencias ha hecho que el Gobierno tenga que depender de los ayuntamientos de Rivas-Vaciamadrid y de Madrid como nexo entre el dinero destinado y sus fines

El pasado martes 30 de noviembre se aprobó en el Consejo de Ministros un Real Decreto dotado con 5 millones de euros. Este aporte se dirigirá a ayudas directas a los municipios de Rivas-Vaciamadrid y de Madrid.

El objetivo es realojar a cerca de 55 familias que, en la actualidad, viven en la Cañada Real.

Los dos ayuntamientos deberán proceder a la compra o construcción de nuevas viviendas para poder efectuar dicho proceso.

«Esto es un primer paso de un plan mucho mayor«, afirmó Mercedes González, delegada del Gobierno, en la rueda de prensa en la que se anunció la toma de estas medidas. Un «plan mucho mayor» que implicará tanto a los ayuntamientos de Rivas-Vaciamadrid y Madrid, como a la Comunidad de Madrid y al Gobierno español. Su objetivo será el realojamiento de 2.000 familias censadas en la Cañada Real y, con ello, el desmantelamiento de los sectores tres a seis de la misma.

Tras haber llegado los tres niveles administrativos a un acuerdo inicial, la próxima reunión que celebrarán será el jueves 9 de diciembre y buscará definir los recursos a destinar, así como el perfil de sus destinatarios.

De este modo, el Real Decreto pasará a ser un convenio entre las distintas administraciones implicadas. Un convenio que, según Mercedes González, podría finalizarse y comenzar a ponerse en marcha desde el primer semestre de 2022.

Se calcula que los costes de realojar a estas 2.000 familias rondarán los 400.000 millones de euros. Un dinero que será aportado, por todas las administraciones, en «sucesivos ejercicios».

Tanto al comienzo como al finalizar su intervención, la delegada ha querido destacar que esta es la «primera vez que el Gobierno de España toma las riendas de este problema», pese a la falta de competencias que le hace depender también de las administraciones municipales y de la propia Comunidad de Madrid.

Entre tanto, el invierno y las frías temperaturas del interior ya se asoman y numerosas familias de la Cañada Real siguen, como desde octubre del año pasado, sin acceso a la electricidad.

 

Pável Carballido. Jefe de Cultura y redactor.

“Lo más revolucionario que una persona puede hacer es decir siempre en voz alta lo que realmente está ocurriendo”. Rosa Luxemburgo

Califica este post