Juanma Moreno y su equipo celebran la victoria del PP. Imagen: Juanma Moreno en Twitter.

  • Moreno Bonilla logra superar a la izquierda y contener a Vox
  • El PSOE obtiene su mínimo histórico y Ciudadanos desaparece del Parlamento

El Partido Popular obtiene 58 diputados y supera la mayoría absoluta, fijada en 55 escaños. Por su parte, el PSOE pierde 3 diputados respecto a 2018 y registra su mínimo histórico en el que tradicionalmente era un feudo socialista. Vox crece en dos parlamentarios, llegando hasta los 14, Por Andalucía obtiene 5 escaños y Adelante Andalucía se queda con 2 representantes.

Moreno Bonilla y la nueva dirección nacional del Partido Popular, encabezada desde el pasado mes de abril por Alberto Nuñez Feijóo, cosechan los mejores datos en la historia de Andalucía. Se trata de la primera victoria electoral de la derecha en esta comunidad autónoma que le permitirá formar gobierno en solitario, ya que aunque en 2012 también fueron el partido más votado, no pudieron gobernar, y en 2018 consiguieron formar gobierno, pero no fueron el partido más votado.

Pasadas las 11 de la noche, salía a declarar el candidato más esperado. Juanma Moreno compareció en solitario para agradecer el enorme apoyo recibido en las urnas, el cariño percibido en estas semanas de campaña y la oportunidad que le brindan los ciudadanos de seguir trabajando por Andalucía. Moreno aseguró que empezará a trabajar desde hoy mismo por Andalucía.

Los populares consiguen anteponerse así a Juan Espadas, quien en la rueda de prensa de anoche confirmó que seguirá en la oposición. Desde el PSOE de Andalucía fijan su objetivo en las elecciones municipales para conseguir “una mayoría de alcaldes y alcaldesas socialistas en todos y cada uno de los municipios de Andalucía”. Espadas también lamentó que la participación no haya sido superior y no se haya visto una movilización histórica en las urnas.

Asimismo, en la rueda de prensa los socialistas ratificaron “haber entendido el mensaje” a la vez que continuarán siendo el “garante de los servicios públicos, la igualdad y los derechos sociales”, estas últimas palabras escritas por Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, en Twitter.

Otros de los datos importantes de la noche electoral fueron los resultados que obtuvo Vox. Lejos de su objetivo, Macarena Olona solo consiguió dos parlamentarios más, pasando de los 12 de 2018 a los 14 de ayer. Los nuevos diputados los ha obtenido por las provincias de Almería y Granada. De esta forma, los expertos calificaron el resultado como la contención de la ultraderecha en Andalucía. Olona confirmó que se quedará en el Parlamento de Andalucía y que encabezará el “cambio real” desde la oposición ya que han visto frustradas sus intenciones de ser socio de gobierno del PP.

Las nuevas coaliciones que concurrían a estas elecciones, Por Andalucía y Adelante Andalucía, obtuvieron 5 y 2 escaños respectivamente. En el caso de la líder de Por Andalucía, Inmaculada Nieto, confirmaba en sus declaraciones que “el escenario es malo, sin paliativos”. Aun así la militante de Izquierda Unida dejó claro que desde su formación no van a abandonar a sus votantes “estos cinco escaños van a dejarse la piel en la defensa de los intereses de la mayoría social”.

Por su parte, Teresa Rodríguez, de Adelante Andalucía, celebró la contención de la ultraderecha a la vez que criticó duramente a la candidata de Vox, Macarena Olona. “Hemos pinchado el globo de la extrema derecha y eso para nosotros es una satisfacción y una tranquilidad”, sostuvo la candidata.

Juan Marín abandona sus cargos en Ciudadanos. El hasta ahora vicepresidente de la Junta de Andalucía se emocionó atendiendo a los medios y aseguró que deja todos sus cargos en Ciudadanos tras no haber conseguido representación en el Parlamento Andaluz, perdiendo los 21 escaños obtenidos en 2018. La formación naranja esperaba ser la llave que le permitiese al PP gobernar sin Vox, escenario que tampoco ocurrirá tras la mayoría absoluta de los populares.

 

La participación sube casi dos puntos
Todos los partidos y candidatos han hecho a lo largo de la campaña electoral un llamamiento a la movilización en las elecciones autonómicas. Sin embargo esa participación no ha crecido tanto como se esperaba ni como se deseaba. Finalmente se ha situado en el 58,36% un 1,80% más que en 2018, lo que se traduce en 10.647 votantes más. Entre los factores que podrían haber incidido en la participación están el fin de la ola de calor y el comienzo de la época de desplazamientos a la costa y a segundas residencias.

 

Las incidencias y anécdotas de la jornada
La jornada electoral transcurrió prácticamente con normalidad, salvo algunas incidencias. En Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) los miembros de varias mesas electorales no se presentaron con la antelación suficiente, haciendo que la jornada arrancase más tarde. Mientras, en Atarfe (Granada) la Guardia Civil ha abierto diligencias después de que la presidenta de una mesa electoral abandonara su puesto para comer y no volviera.

En la provincia de Málaga también se registraron otras incidencias: una votante denunció en Torremolinos que el vocal de una mesa le dijo “de qué tribu vendrá esta”. En Mijas se procedió al desalojo momentáneo de un colegio electoral por alteración del orden público e insultos a la presidenta de la mesa electoral.

Como anécdotas, la jornada electoral de ayer nos dejó estampas veraniegas: votantes con la sombrilla y las sillas de la playa y otras más graciosas como una despedida de soltera en un colegio electoral.

Javier Hernández. Redactor.

«La libertad está en ser dueños de nuestra propia vida». Platón