Volcán en erupción. Imagen vía twitter de INVOLCAN. 

  • Curbelo asegura que la tecnología es suficientemente fiable
  • Distintos factores apuntan a que la erupción no tiene un inminente final

El presidente de La Gomera y portavoz de la Asociación Socialista Gomera (ASG) en el Parlamento, Casimiro Curbelo, propuso el pasado martes, 26 de octubre, lanzar bombas contra el volcán de La Palma para redirigir la lava. El objetivo es minimizar el daño que la erupción está provocando en diversos edificios, cultivos e infraestructuras. 

El presidente canario lo expuso en su intervención con un ejemplo similar: “Situémonos en una realidad de una balsa que pierde agua y queremos que fluya de golpe. Habrá que actuar con un sistema que haga caer una pequeña bomba explosiva y destruir una parte de pantalla y que salga todo a la vez”. 

Curbelo aseguró que hoy es muy fiable la tecnología. No obstante, después su discurso se volvió menos convincente. “Igual lo que yo digo es un disparate. A mí me da la impresión de que desde el punto de vista tecnológico hay que probarlo”, concluyó el presidente.

 

Evolución del volcán 
La situación que ha llevado al presidente a hacer estas declaraciones ha sido que el cono interno del volcán colapsó sobre sí mismo el martes pasado, según informó el Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN). Los expertos advirtieron que el cono del volcán, formado el 19 de septiembre, se reconfigura continuamente debido al peso del material magmático. Este último colapso ha provocado una mayor expulsión de lava.  

Asimismo, se han sucedido más de 60 terremotos desde la madrugada de ayer miércoles. El mayor de ellos de magnitud 4,8, que se ha podido notar también en otras islas como Tenerife, El Hierro y La Gomera. La intensidad de este último movimiento sísmico alerta de que el volcán está en muy buen estado, ya que es la segunda magnitud más alta desde que comenzó la erupción.

Otro indicador de que el fin de la erupción del volcán está lejos son las toneladas de emisiones diarias de dióxido de azufre. Miguel Ángel Morcuende, director del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (PEVOLCA), afirmó que esas emisiones suponen que la vida del volcán aún es larga.

 Las últimas 48 horas del volcán están caracterizadas por el continuo fluir de la lava por las coladas y la creación de nuevas bocas, tal y como se recoge en el último informe del Departamento de Seguridad Nacional. Las coladas son cada vez más altas y ya han afectado a 879,69 hectáreas.

 

 
Macarena Lledó. Subdirectora y redactora.

“Si no creemos en la libertad de expresión de las personas que despreciamos, no creemos en ella en absoluto”. Noam Chomsky

Califica este post