Jóvenes del Sindicato de Estudiantes con cárteles llamando a la huelga general para el próximo jueves 27 de octubre.

Imagen: @SindicaEstudian vía Twitter.

  • La manifestación tendrá como punto clave la defensa de la salud mental y en contra de la destrucción de la educación pública
  • Miles de jóvenes saldrán a las calles para protestar  a las 12 horas en diversas ciudades españolas 

El Sindicato de Estudiantes ha convocado para este jueves, 27 de octubre, una manifestación a las 12:00 que tendrá lugar en diversas ciudades españolas. El sindicato llama a la movilización en defensa de la salud mental y en contra de la destrucción de la educación pública que,  consideran, está muy deteriorada. 

En su página web, advierten de que “millones de jóvenes sufren una epidemia de enfermedades mentales sin precedentes”. Alertan del aumento de los trastornos de ansiedad y de conducta alimentaria, así como una gravísima tasa de suicidios entre la población más joven, que alcanza los 11 diarios

 

Problemas y jóvenes
Los alumnos no sólo tienen que lidiar con el estrés inherente a su condición de estudiantes en su día a día, sino también con el incierto fruto que de sus esfuerzos puedan recoger, lo que acrecienta su angustia. El paro, que volvió a registrar en septiembre un incremento de 12.787 jóvenes en situación precaria, lo que significa un 6,47 % más respecto al mes de agosto, no invita demasiado al optimismo en la reducción del 28,5 % registrado en la Encuesta de Población Activa (EPA)  para menores de 25 años en el II trimestre de este año.

Además del paro, el incremento en los precios de la vivienda dificulta su emancipación respecto a otros jóvenes europeos. Mientras que en países como Suecia o Dinamarca los adolescentes se independizan más temprano (a los 19 y 21 años, respectivamente), en España los jóvenes no se independizan hasta los 29 años, cuatro puntos más que la media de la Unión Europea, que se sitúa en un 26,5 %, según datos de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat). 

Las causas de esta independencia tardía son,  en opinión de Juan Carlos Revilla, subdirector del departamento de Antropología Social y Psicología Social de la Universidad Complutense de Madrid, debido a que “los jóvenes tienen miedo de quedarse atrapados en una situación precaria de la que no puedan salir, y porque en España apenas hay políticas públicas de juventud y vivienda que les permitan establecer proyectos de emancipación con recursos extra familiares”. Además, Revilla añade que “no hay subsidios públicos, como ayudas directas de emancipación y vivienda social asequible para jóvenes, como sí hay en otros países europeos”.

 

Protesta el 27 de octubre
El sindicato critica que desde las administraciones públicas como el Gobierno y las Comunidades Autónomas hablen de ayudas y de salud mental, pero luego no dediquen lo que de verdad se necesitaría. “Se habla de salud mental desde las instituciones pero luego no se hace nada, se aprueban en el plan de prevención de salud mental 100 millones de euros, es decir, poco más de 2 euros por habitante, es una burla”, ha detallado la secretaria general del Sindicato de Estudiantes, Coral Latorre.

“Nuestro futuro y nuestras vidas están en juego. No podemos continuar así. Solo luchando, con el apoyo de nuestros profesores y familias levantaremos un gran movimiento social para que se tomen las medidas que necesitamos para proteger nuestra salud mental y la educación pública”, afirman desde el Sindicato de Estudiantes.

 

David Carmena. Redactor.

«El periodismo no es solamente una profesión, es una manera de vivir y pensar». Ryszard Kapuscinski