La selección española tras ganar la final del Eurobasket en Berlín. Imagen: @GIGANTESbasket vía Twitter. 

  • Los siete triples de Juancho Hernangómez fueron clave para derrotar a Francia
  • El conjunto español se hace con su 14ª medalla del combinado nacional 

Ayer, 18 de septiembre, la selección española de baloncesto se impuso a Francia y consiguió el oro con el marcador 88-76. La de anoche fue una de las mayores gestas del equipo español en Berlín. Se trata del cuarto título continental de la selección española. 

España, desde el principio del partido, estuvo en todo momento por delante del equipo francés en el marcador. Sin duda, uno de los principales protagonistas de esta final fue Willy Hernangómez, quien empezó fuerte dándole las primeras ventajas al conjunto español con 11 puntos arriba (18-7). 

En cambio, Francia no encontraba cómo remontar con Gobert asfixiado por la defensa rival. Y no fue hasta la salida a la cancha de Heurtel que se alivió la diferencia en el marcador del 20-9 al 20-14 para España. 

El primer cuarto acabó con un triple de Rudy y, a partir de ese momento, la llegada de Juancho a la cancha marcó un antes y un después para el equipo español. Este enganchó seis triples solamente en el segundo cuarto, dejando una diferencia de 19 puntos en el marcador (41-22). Fue su hermano Willy quien se encargó de poner la mayor diferencia de puntos (21) en todo el partido con el marcador 47-26 en el minuto 18.  

Sin embargo, no todo fue un camino de rosas, Vicent Collet pidió un tiempo muerto y los franceses consiguieron remontar con el marcador 47-37. El segundo cuarto acabó con una gran presión por parte del equipo rival, hasta llegó a ponerse a tres puntos de España (49-46) debido a la actuación de Yabusele. Fue en ese momento cuando Sergio Scariolo pidió un tiempo muerto para que la selección reaccionara. 

La respuesta hispana llegó, y el ataque volvió a fluir con Willy, Brizuela y Lorenzo Brown. De nuevo, todos sumaban y la ventaja volvió a llegar a los diez puntos. Jaime Fernández sumó cinco puntos, tres robos y una asistencia. Un gorrazo de Garuba puso el punto final al tercer cuarto; España lo tenía cerca, pero para nada cerrado (66-57). 

La presencia de Juancho volvió a ser decisiva con la anotación de su séptimo triple, este era el récord de su carrera e igualó la segunda mejor marca en un Eurobasket. Entre Brown y Díaz metieron 10 puntos. Además, un triple del pelirrojo a falta de 1:33 para acabar el partido aseguró el título para España.

A sus 37 años, Rudy Fernández fue el encargado de levantar la copa de campeón ante un público rendido ante la selección española. Este fue un éxito inesperado que desató la locura en todo un país.

«Si ya no tenía palabras en octavos… Es un grupo especial e increíble, siempre ha creído desde que empezó la concentración, orgulloso de ellos«, expresó el jugador con más partidos en la historia de la selección.

En el partido por el bronce, Alemania se impuso a Polonia por 82-69.

 

Laura Piqueras. Redactora.

“Ninguna existencia puede ser válidamente realizada si se limita a sí misma”. Simone de Beauvoir