Inmaculada Nieto, Juan Antonio Delgado Ramos, y demás representantes de Por Andalucía.
Imagen: @JA_DelgadoRamos via Twitter.

  • Podemos figurará en las listas como independiente tras quedarse fuera del registro
  • Izquierda Unida será la beneficiaria del 100 % de la subvención electoral
  • Yolanda Díaz se desvinculó de este “frente amplio” y aseguró que no tiene nada que ver con su futura plataforma

La Junta de Andalucía emitió el pasado 7 de mayo un comunicado de rechazo a la solicitud de constitución de la coalición de izquierdas Por Andalucía, por haber sido remitida una vez finalizado el plazo. De esta forma, tanto Podemos como Alianza verde quedaron fuera del registro oficial, pese a sí figurar en el pacto político.

Izquierda Unida, Más País, Podemos, Equo, Iniciativa del Pueblo Andaluz y Alianza Verde son los partidos que forman parte del acuerdo para las elecciones andaluzas del 19 de junio. Las negociaciones sobre quién encabezaría la coalición (Inmaculada Nieto de IU, la finalmente elegida, o Juan Antonio Delgado de Podemos) se dilataron hasta el último momento, causando que la solicitud de constitución se enviara después del plazo establecido.

Ni Podemos ni Alianza Verde se inscribieron a tiempo en la Junta Electoral andaluza, así que la coalición optó por presentar el 8 de mayo un escrito de subsanación, en lugar del recurso que originalmente iban a interponer los dos afectados) para buscar el registro conjunto de los seis partidos.

La Junta rechazó el documento, dejando el acuerdo en el aire, lo que forzó a los candidatos de la formación morada a figurar en las listas como independientes.

 

Los fondos electorales, todos para Izquierda Unida
El Parlamento concederá subvenciones electorales a quienes obtengan representación en las elecciones andaluzas del próximo 19 de junio.

La exclusión formal de los candidatos de Podemos de la confluencia Por Andalucía dejará al partido sin acceso directo a estos fondos electorales, condenándolo a depender financieramente de la coalición y, sobre todo, de Izquierda Unida (previsiblemente, el partido que más representantes obtendrá de los seis que conforman la alianza).

 

La crisis andaluza se traslada a España
El arranque accidentado de este frente de izquierdas andaluz va más allá de las elecciones del 19J, y ya ha acarreado consecuencias a nivel nacional.

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, cuyo proyecto de frente amplio nacional puede verse perjudicado por este asunto, ya se ha desentendido completamente de esta confluencia. El 5 de mayo respaldó personalmente la candidatura de Inmaculada Nieto, acudiendo con ella a la Feria de Abril. Sin embargo, tras los incidentes, opinó que su futura plataforma no tiene “nada que ver” con la agrupación del sur.

Por su parte, la líder de la oposición madrileña, Mónica García, también rechazó una futura inspiración en el modelo andaluz de cara a las siguientes elecciones: “No tengo ni la más mínima intención de reproducir nada de lo que está ocurriendo allí”.

Esta situación no convence a Podemos y tampoco a Pablo Iglesias, quien designó personalmente a Yolanda Díaz como sucesora. El exmandatario ha opinado que el que debería ser el primer paso del proyecto de la vicepresidenta ha arrancado “de la peor manera posible”.

 

Por Andalucía, marca registrada
Ayer, jueves 12, se observó que el nombre de la alianza, Por Andalucía, ya estaba registrado. Se puede comprobar en la web de la Oficina Española de Patentes y Marcas que, además, está inscrita en la categoría de “servicios de grupos de presión política”. Un particular de nombre Carlos Ortiz realizó la solicitud de registro de la marca en marzo de 2021, y su propiedad sobre el nombre se mantendrá hasta finales de 2026.

En relación con esta cuestión, la Junta Electoral declaró que el nombre no entra en posibles conflictos jurídicos o comerciales con terceros. Sin embargo, si se diera el caso, estudiaría la situación y tomarían una decisión. 

 

Lucía Ayuso. Redactora.

«¿La muerte del periodismo? ¡Cuidado! ¡Es la muerte de la democracia!». Arcadi Espada