Un campo de cultivo con sistema de regadío. Imagen: Steve Harvey vía Unsplash.

  • El informe “Sequía en Europa” elaborado por el Observatorio Europeo de la Sequía sitúa al 46 % de la Unión Europea en pre-alerta y al 11 % en alerta por falta de agua
  • En España, el volumen de los embalses está un 31 % por debajo de la media de la última década

La situación por la falta de agua es crítica para más de la mitad del territorio de la Unión Europea. De acuerdo con el informe “Sequía en Europa” de julio de 2022, publicado por el Observatorio Europeo de la Sequía (OES), el 46 % de la UE está en alerta naranja y hasta el 11 % en alerta roja.

Dicho documento recoge un análisis sobre la evolución y el impacto de la sequía prolongada en Europa. Según el estudio, “la sequía en gran parte de Europa es crítica, ya que el déficit de precipitaciones en invierno y primavera se ha visto exacerbado por las olas de calor”.

Además, se han visto afectados los volúmenes de agua almacenados y el caudal de los ríos, siendo especialmente crítica la situación en la Península Ibérica. En España, los embalses están en un 31 % por debajo de la media de los últimos 10 años; mientras que en Portugal los embalses de energía hidroeléctrica están a la mitad.

Y es precisamente la producción de energía hidroeléctrica una de las grandes preocupaciones que se destacan en el informe del OES. Los niveles de los embalses han sido inferiores a la media de 2015-2021 en España, Italia, Francia, Portugal, Noruega, Rumanía, Montenegro y Bulgaria.

La falta de precipitaciones también afecta a la disminución del contenido de agua en el suelo, por lo que se generan problemas en la vegetación. “El estrés por agua y calor está reduciendo el rendimiento de los cultivos, siendo especialmente negativo para los cereales”, afirma el estudio.

De nuevo, el informe destaca la gravedad de esta situación en la Península Ibérica, donde las condiciones de estrés hídrico son “favorables” para los incendios. Según el Sistema Europeo de Información de Incendios Forestales (EFFIS), ya se han quemado hasta 193.247 hectáreas en un total de 319 incendios en el año 2022.

El Banco Mundial también ha alertado de la situación en Marruecos, que se encuentra amenazado por estrés hídrico. La escasez de precipitaciones, la sequía y las olas de calor “afectarán seriamente” a la economía del país, que verá reducido su crecimiento del PIB hasta el 1,3 %, frente al 7,9 % del año pasado.

La Comisión Europea destaca que la información sobre cómo afectan las sequías a los distintos sectores pone de manifiesto la necesidad de abordar el cambio climático, que está “secando el planeta a un nivel vertiginoso”.

 

Alberto García. Jefe de Deportes y redactor.

“No miente tan solo aquel que habla en contra de lo que sabe sino, ante todo, aquel que habla en contra de lo que no sabe”. Friedrich Nietzsche