Llegada de la lava a la costa. Imagen: RTVC. 

  • El volcán se encuentra en fase efusiva tras más de 15 horas de actividad ininterrumpida 
  • La erupción del Cumbre Vieja comenzó el pasado 19 de septiembre

Ayer, 28 de septiembre, la lava llegó a la costa pocos minutos después de las 23.15 horas (hora canaria), tras 10 días de actividad volcánica en la isla de La Palma. 

Las alertas por actividad sísmica comenzaron el pasado martes 14 de septiembre, pero no fue hasta el domingo 19 cuando evacuaron a los vecinos más cercanos a la boca del volcán. El Cumbre Vieja comenzó la erupción a las 15.12 hora canaria de ese mismo día. 

El 27 de septiembre el volcán cesó de emitir material volcánico. Las principales hipótesis señalaban a una recarga de magma, un tapón de la chimenea o el inicio del cese de la actividad. Sin embargo, los expertos confirmaron que no se trataba de una señal del fin de la erupción, sino que el volcán estaba en fase de acumulación de magma para protagonizar una nueva explosión. A las 11.00 horas en Canarias, retomó la expulsión de lava, tan solo dos horas y media después de la tregua que había dado el Cumbre Vieja a los palmeros. 

Tras el parón, el volcán de La Palma recuperó con más fuerza su actividad, y entró en fase efusiva, es decir, en este punto la lava tiene una baja viscosidad y la cantidad de cenizas se reduce, así como el contenido de gases que emite el volcán. 

Estas características hicieron que el flujo de lava aumentara de velocidad. El único obstáculo que le quedaba en su carrera hacia el Atlántico era la montaña de Todoque, situada en el suroeste de La Palma. El material volcánico rodeó la cumbre y prosiguió su descenso. 

En la noche de ayer, en concreto a las 23.15 horas de la noche (hora canaria), la lava consiguió terminar su camino y desembocó en el océano tras precipitarse por un acantilado de, aproximadamente, 100 metros en la conocida como playa de los Guirres, en el municipio de Tazacorte. A su llegada provocó grandes columnas de humo y vapor de agua debido a las altas temperaturas (entre 800 y 1.000 º C).  

Consecuencias de la llegada de lava a la costa
Ahora, los científicos valoran los posibles resultados de la entrada en contacto de la lava con el agua. 

La principal consecuencia del suceso es el choque térmico: la lava superaba los 1.000 º C, mientras que el agua se encontraba a apenas 20 º C. Como consecuencia de esta fluctuación de temperaturas se crearon penachos volcánicos en el fondo oceánico. Estos podrían protagonizar explosiones, tal y como apuntaron las autoridades de la isla.  

La contaminación también se ha convertido en un peligro, ya que las columnas de vapor de agua blanquecinas contienen ácido clorhídrico (HCl). Pero la exposición ligera a este gas puede provocar irritación nasal, tos y sofocación. Las personas que mantengan un contacto prolongado con el HCl pueden llegar a sufrir quemaduras, úlceras en la nariz y en la garganta. 

La modificación de la orografía marina puede suponer un riesgo para los animales que habitan en las costas de la isla canaria. Las especies que cuentan con capacidad de movimiento podrían huir de La Palma temporalmente. Sin embargo, se producirá la muerte de ciertos ejemplares marinos debido al colapso del medio a causa del aumento de las temperaturas. Este incremento provoca una reducción del oxígeno y la acidificación del agua. 

 

Consecuencias de la erupción para La Palma
Tras 10 días de actividad volcánica, la isla de La Palma debe lamentar numerosas pérdidas materiales y económicas. 

Alrededor de 307 hectáreas se encuentran sepultadas bajo las coladas de lava. 513 son las viviendas engullidas por el volcán hasta hoy. Desde que empezó el proceso de evacuación en la isla, ya son 6.500 los palmeros que han tenido que abandonar sus casas. 

El Gobierno central planea activar un plan de choque en la isla de aproximadamente 10,5 millones de euros, destinados a solucionar el problema de vivienda generado por el Cumbre Vieja al oeste de la isla. 

También plantea adquirir de manera inmediata 75 viviendas situadas en los municipios de Tazacorte, Fuencaliente y Los Llanos con el objetivo de aminorar el problema de alojamiento de muchas familias. El objetivo a medio-largo plazo es ofertar hasta 300 viviendas.

 

 

Las imágenes que recogían los medios que han sobrevolado el foco de actuación del volcán dejaban un escenario desolador del colapso de los hogares debido a las altas temperaturas de la lava.

La “casa de la esperanza”, tomada como símbolo de resistencia durante estos días ya que consiguió salvarse de la destrucción, también ha desaparecido ya debajo del manto de lava. La vivienda pertenecía a una pareja danesa que no habían podido regresar a ella desde el inicio de la pandemia. 

 

Solidaridad con La Palma
Desde el inicio de la erupción, la población, tanto de La Palma como del resto del territorio nacional, se han volcado en ayudar a los vecinos afectados por el Cumbre Vieja. 

Los palmeros que viven al otro lado del volcán han colaborado para para apoyar al resto de habitantes de la isla. Algunos ejemplos de solidaridad se vieron cuando varios camioneros se ofrecieron a trasladar las pertenencias de los desalojados; personas que no disponen de recursos económicos para ayudar se han ofrecido a lavar las prendas de los afectados… Los centros de donación se llenaron en pocos días con alimentos, ropa, juguetes y libros para los más pequeños. 

Desde la península, algunos puntos de recogida incluso tuvieron que solicitar el cese de las donaciones debido al colapso en los almacenes. El transporte de estas provisiones entre las islas ha sido posible, en gran medida, gracias a la eliminación por parte de Correos de los gastos de envío a las ayudas destinadas a los palmeros.

Han sido muchas las personalidades que han querido aportar su ayuda a la isla. Es el caso de Ibai Llanos, que junto a otros streamers, recaudaron un total de 100.000 euros para donarlo a los afectados. 

A su vez, se han desarrollado otras iniciativas, como la llevada a cabo por Felipe Brito Luis, profesor de Los Llanos. El docente ha creado el programa “Una carta, una sonrisa” mediante el cual es posible escribir una carta a un niño o profesor de La Palma que será entregada una vez se reanuden las clases. 

El resto del archipiélago también se ha volcado con sus vecinos, por ejemplo, Tenerife promueve rutas solidarias (@tourguidestenerife). El precio es de 5 euros, los cuales se destinarán a los damnificados por el volcán. 

Desde la Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten de Santa Cruz de Tenerife (ACET), solicitan la donación de productos para celíacos. La recogida se efectúa en la c/Eduardo Zamacois, 1. S/C de Tenerife (de lunes a viernes de 09.00 a 13.00 horas). Se pueden realizar donaciones al número de cuenta ES5021006651152200366502 bajo el concepto “Ayuda La Palma”. 

 

Marina García. Jefa de redes sociales e imagen corporativa y redactora.

“Los periodistas servimos para ayudar a los ciudadanos a serlo. A ser libres y capaces de gobernarse a sí mismos”. Joaquín Estefanía

Califica este post