Sede del rectorado de la URJC. Imagen: URJC en Twitter.

  • Las universidades apagarán la calefacción y cerrarán edificios para ahorrar
  • La medida afecta a centros universitarios de todo el país como el de Burgos, Murcia, Extremadura o Zaragoza

Varias universidades se plantearon limitar el uso de la calefacción durante el pasado invierno como consecuencia del aumento del coste de la energía. Aunque debido a las protestas del estudiantado no se llegaron a llevar a cabo. 

Esas intenciones ahora podrían pasar a formar parte de un nuevo plan en el que se incluiría el cierre de espacios con la intención de optimizar usos en periodo no lectivo. De esta manera, las “necesidades económicas se alinean con los objetivos de desarrollo sostenible”, justificaba Antonio Calvo, vicerrector de Economía de la Universidad de Murcia, en declaraciones a elDiario.es.

En el caso de la Universidad de Zaragoza, el Decanato de la Facultad de Educación realizó un comunicado, durante el pasado invierno, informando de que la temporada de calefacción finalizaría el 15 de marzo, salvo temperaturas muy adversas. Así como que para el próximo curso se establece el cierre de los edificios a las 17 horas, lo que irá en detrimento de los servicios prestados a los estudiantes como bibliotecas, atención al estudiante o el préstamo de material y acceso a recursos tecnológicos, algo que ya ha sido denunciado por la CREUP (Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas).

En Burgos, la situación es similar: la Universidad explicó hace unos días su Plan de Ahorro Energético que pretende reducir la temperatura a una horquilla entre 19 y 21 grados y limitar el uso de la calefacción al periodo noviembre-marzo. 

La Universidad del País Vasco da un paso más y también estudia prohibir el uso de cafeteras, microondas y radiadores de uso exclusivo del personal docente o administrativo. Lo más significativo es el cierre de todas las instalaciones durante 15 días en agosto. Esto sumado a las medidas de calefacción podría permitir un ahorro de hasta 2,5 millones de euros, según la institución. 

 

La respuesta de los estudiantes 
El Consejo de Estudiantes Universitarios del Estado (CEUNE) aprobó una moción la pasada semana en la que consideraban el cierre de edificios como una medida “injusta y desproporcionada” a la vez que exigen “la reapertura de las instalaciones de forma inmediata, la adecuación de horarios para evitar perjuicios al estudiantado y la dotación por parte del Ministerio y de las Comunidades Autónomas de ayudas económicas para afrontar esta situación”. 

Javier Hernández. Redactor.

«La libertad está en ser dueños de nuestra propia vida». Platón