Sede de Sinn Féin en Belfast. Imagen: Wikimedia Commons.

  • Sinn Féin, el antiguo brazo político del IRA (Ejército Republicano Irlandés), parece ir a alzarse por primera vez como partido más votado en la región
  • El recuento sigue desde ayer debido al complejo sistema norirlandés, que aplica el método D’Hondt con voto por preferencia

El pasado jueves 5 de mayo se celebraron las elecciones locales de Reino Unido. Con 81 escaños adjudicados de los 90 totales que tiene la Asamblea de Irlanda del Norte, Sinn Féin podría hacer historia. De los 81 escaños, los nacionalistas irlandeses han recibido 25, situándose como el partido más votado.

La presidenta del partido, Mary Lou McDonald, líder de Sinn Féin en la República de Irlanda, aseguró que, con estos resultados, el referéndum sobre la unificación de la isla se planteará en un periodo de cinco años.

Su candidata a primera ministra en la Asamblea de Irlanda del Norte, Michelle O’Neill, se mostró muy satisfecha con los resultados. Sin embargo, se tendrá que enfrentar a la negativa del segundo partido, el Partido Unionista Democrático (DUP), de compartir Gobierno si no se modifica el Protocolo del Brexit.

El Protocolo del Brexit establece las mismas medidas comerciales con la Unión Europea (UE) para toda Irlanda (debido a la presencia de la República de Irlanda en la UE y al voto del 56 % de los norirlandeses a favor de mantenerse en la Unión). Sin embargo, el DUP se muestra contrario a esta norma, pues considera que perjudica económicamente a la región y que debilita la unión de esta con Gran Bretaña.

Debido a la inacción del Ejecutivo nacional de Boris Johnson al respecto, los unionistas optaron por retirarse del Gobierno y bloquear, así, la Asamblea de Irlanda del Norte. Un boicot institucional que parece ir a mantenerse firme incluso tras conocerse los resultados electorales que, por el momento, dan al DUP 23 escaños.

A razón del Acuerdo de Viernes Santo de 1998, por el que se puso fin al conflicto armado norirlandés y se estableció la Asamblea, el primer ministro de la región no puede ocupar su cargo sin su adjunto; un puesto con el que comparte todas sus competencias y que le correspondería a un miembro del Partido Unionista Democrático.

A falta de repartirse los 9 escaños restantes, todavía no está claro si se podrá superar de algún modo este bloqueo, si Londres cederá a las presiones de los unionistas y tratará de modificar el Protocolo del Brexit, ni si se podrá constituir el nuevo Gobierno.

Entre tanto, Alianza será la tercera opción más votada en la región. Con 17 escaños obtenidos, este partido, que se define centrista-liberal y se niega a posicionarse como unionista o nacionalista, aumentaría, por el momento, sus resultados anteriores en 9 escaños.

A nivel nacional, estas elecciones locales parecen indicar un descenso significativo del voto conservador y un aumento del laborista. Datos que ponen en guardia a Boris Johnson para las próximas elecciones generales de 2024.
 

Pável Carballido. Jefe de Internacional y redactor.

“Lo más revolucionario que una persona puede hacer es decir siempre en voz alta lo que realmente está ocurriendo”. Rosa Luxemburgo