Camiones en un área de descanso. Photo by Nigel Tadyanehondo on Unsplash.

  • El sector del transporte de mercancías estará en huelga entre el 20 y el 22 de diciembre
  • La ministra de Transportes confía en que “todavía hay tiempo para hablar”

El Comité Nacional del Transporte por Carreteras (CNTC) convocó el pasado 10 de noviembre, a través de un comunicado, una huelga entre el 20 y el 22 de diciembre. El parón afectará a los suministros de combustibles y mercancías en vísperas de las fiestas navideñas, justo cuando los comercios experimentan la mayoría de las compras.

El anuncio de huelga llegó tras una reunión con el director general de Transporte Terrestre del Gobierno de España, Jaime Moreno, y tiene como principal causa las “subidas desorbitadas de precios de suministros básicos como el gasóleo o la luz”.

En el comunicado, los transportistas aseguran que esta situación está provocada por el “estado de abandono del Gobierno de España”, que no ha tratado las principales demandas del sector, como la construcción de áreas de descanso seguras para los profesionales o la prohibición de que los conductores puedan realizar la carga y descarga de los camiones. Pero la principal reclamación del sector en la actualidad es el encarecimiento del combustible, que ya supone una tercera parte de los costes que asumen.

Desde la CNTC aseguran que se ha agotado “la paciencia del sector y los canales razonables de negociación”, lo que les ha llevado a convocar esta huelga. Asimismo, denuncian el exceso de dominio que tienen los cargadores sobre el transporte, que les genera, incluso, problemas de recursos humanos “ante el trato degradante e inhumano” que les confieren.

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, un día después del anuncio de huelga, el pasado jueves 11 de noviembre, aseguró : “todavía tenemos margen para hablar” y evitar que se produzca la huelga. Además, aseguró que es conocedora de que es “un sector fundamental para la economía española y para la recuperación”. Asimismo, reconoció su gran labor durante la pandemia.

Sánchez aseguró que algunas de estas reivindicaciones “se exceden del ámbito de competencias del ministerio”, ya que se enmarcan en las relaciones entre cargadores y transportistas. Y mostró su disposición para que el ministerio actúe como un agente mediador para poder resolver el conflicto. 

A pesar de que la ministra afirma que aún hay tiempo para lograr acuerdos, la convocatoria continúa en pie. 13 años después de que se produjera la última huelga de transportistas en España, vuelve a convocarse otra, que pone en jaque el suministro de recursos en vísperas de las fiestas navideñas. 

 

Borja Durán. Director y redactor.

“Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero”. Voltaire

Califica este post