Pedro Sánchez junto a sus ministros en la XIC Cumbre Hispano-Polaca. Imagen: La Moncloa.

  • El fin de la visita era reforzar la colaboración en Defensa y Transporte
  • El presidente voló acompañado de cinco ministros

Ayer, miércoles 27 de julio, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se desplazó a Varsovia, la capital polaca, para ser recibido por su primer ministro, Mateusz Morawiecki. El principal objetivo del viaje era copresidir la XIV cumbre bilateral en la que se acordó el reforzamiento de su colaboración en materia de Defensa.

Tras la última edición celebrada en Alcalá de Henares (Madrid), en mayo de 2021, fue esta vez el presidente polaco el que se convirtió en anfitrión. Sánchez llegó a Varsovia acompañado por sus cinco ministros que participaron en esta cumbre: José Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores; Margarita Robles, ministra de Defensa; Raquel Sánchez, ministra de Transportes; Reyes Maroto, ministra de Industria y José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Ambos presidentes firmaron un memorando de entendimiento (MOU, por sus siglas en inglés), en el que expresaron su mutua colaboración en Defensa, ya que, desde el estallido de la invasión rusa a Ucrania, Polonia ha jugado un rol importante al ser un país fronterizo. El documento a firmar simboliza una cercanía entre España y Polonia tras la celebración de la Cumbre de la OTAN en Madrid. Además, recogió, entre otras cuestiones, la colaboración entre los Ministerios de ambos países y el intercambio de visitas de expertos.

También se firmó el primer contrato de la empresa pública INECO para desarrollar el hub (nodo) de transportes Solidaridad: conexiones aéreas, ferroviarias y por carretera con Polonia. Este proyecto contará con una inversión de 28.000 millones de euros. De esta manera, los intercambios comerciales continuarán tras alcanzar una cifra récord el año pasado: 14.600 millones de euros.

En un primer momento, Pedro Sánchez tenía previsto viajar a Moldavia y Polonia el pasado mes de abril. En ese viaje pretendía expresar su apoyo a dos países fronterizos con Ucrania y, por tanto, muy afectados por la guerra. Sin embargo, se decidió posponer el viaje con motivo de la votación en el Congreso de los Diputados del primer decreto con medidas para hacer frente a la crisis provocada por la guerra en Ucrania.

El presidente se desplazó a Moldavia el pasado 3 de junio. Allí confirmó la apertura de una oficina diplomática en España en la capital del país, Chisinau. Todo ello con el objetivo de reforzar la relación bilateral con este país.

 

Anne Madrigal. Redactora.

“No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedan imponer a la libertad de mi mente”. Virginia Woolf