Exteriores del Pazo de Meirás. Imagen: Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática.

  • Las visitas al público comenzarán a partir del próximo 4 de julio
  • La Xunta de Galicia asegura “colaboración total” con el Estado para recuperar los bienes del interior del Pazo, si inicia un nuevo pleito judicial

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, firmó esta mañana el acuerdo de gestión conjunta de las Torres de Meirás entre las diferentes administraciones. En el acto, que se celebró en el vestíbulo de dicha propiedad, la vicepresidenta estuvo acompañada por representantes de la Xunta de Galicia, la Diputación de A Coruña y los ayuntamientos de A Coruña y Sada, donde se ubica el Pazo.

Dicho acuerdo de gestión establece que el Gobierno del Estado se encargará del mantenimiento del Pazo de Meirás y financiará las visitas, que organizará el Ayuntamiento de Sada. Mientras que la Xunta de Galicia se responsabilizará de promocionar las visitas a dicha propiedad pública.

Los paseos por los 93.000 metros cuadrados de jardines del Pazo de Meirás se podrán realizar a partir del 1 de julio. Aunque no será hasta el 4 de julio cuando pueda visitarlo cualquier ciudadano, puesto que los tres primeros días están reservados a las asociaciones de Memoria Histórica. Las visitas a los jardines transcurrirán únicamente por la parte que ha sido remodelada por el Estado, durarán una hora y media, serán guiadas y en grupos de 20 personas.

Carmen Calvo ha expresado la “satisfacción enorme para el gobierno” que supone este acto y recordó que “este es el lugar en el que transitó una parte importante de la vida de un dictador, de Franco”. Además, confía en que “muchos españoles vendrán a encontrar el relato de la verdad de lo acontecido”.

La vicepresidenta fue recibida por manifestantes de diferentes asociaciones de Memoria Histórica que le reclamaban “más actos y menos fotos”. Además, dichos colectivos solicitaron formar parte de la gestión del Pazo de Meirás y que se celebre un acto en memoria a las víctimas del franquismo. A pesar de ello, Carmen Calvo agradeció a los manifestantes su lucha porque el Pazo pasase a ser de dominio público.

El Gobierno central y la Xunta de Galicia han defendido que el Pazo de Meirás no solo sea un espacio de Memoria Democrática, sino también un reflejo del patrimonio de la escritora gallega Emila Pardo Bazán, quien encargó construir el inmueble.

 

El interior del Pazo de Meirás en los tribunales

Las visitas se limitarán a los jardines como consecuencia del proceso judicial abierto sobre la titularidad de los bienes que se encuentran en el interior del inmueble. Puesto que la justicia determinó que el Estado sólo había reclamado la finca y no los bienes que se encontraban en su interior, aunque cabe la posibilidad de abrir otro pleito por esta cuestión.

La Xunta de Galicia, a través del Consejero de Cultura, Román Rodríguez González, aseguró “colaboración total” en caso de que el Estado decida iniciar una nueva batalla judicial para recuperar los bienes que se encuentran en el interior del Pazo. Aunque Patrimonio Nacional identifica esos bienes como públicos.

 

Borja Durán. Director y redactor.

“Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero”. Voltaire