Reunión entre PSC y En Comú Podem en el Parlament. Imagen: Twitter (@socialistes_cat).

  • El PSC se reunió con En Comú Podem, mientras que ERC lo hizo con Junts
  • Las elecciones se podrían repetir a mediados de julio si los partidos políticos no se ponen de acuerdo

Los resultados electorales de los comicios catalanes del han dan paso  a una sucesión de reuniones entre los partidos políticos para buscar apoyos de cara a la investidura. Ayer  se reunieron el PSC con En Comú Podem y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) con Junts, para comenzar a buscar los apoyos necesarios para formar gobierno.

Los resultados de las elecciones catalanas dieron la victoria al PSC con 33 escaños y más de 652.000 votos, seguidos de ERC, que obtuvo más de 603.000 votos y también 33 escaños. Tras estos, se sitúa Junts con 32 diputados. Destaca la entrada de Vox  al Parlament con 11 escaños, al cual siguen la CUP con 9 diputados, En Comú Podem con 8 asientos, Ciudadanos con 6 diputados y el PP con 3 puestos.

Aunque la configuración del nuevo hemiciclo da una mayoría al bloque independentista, Salvador Illa afirmó tras las elecciones: “Me presentaré a la investidura para pasar página y abrir un tiempo nuevo”. Por ello, los socialistas catalanes se reunieron ayer por la mañana con los comunes.

En esa reunión, los socialistas destacaron que hay una mayoría de izquierdas progresistas en Cataluña y que se debe apostar por el diálogo y reencuentro. Por su parte, los comunes coincidieron con los socialistas en que la mayoría de izquierda surgida en el Parlament  debe traducirse en un gobierno progresista. Asimismo, desde En Comú Podem le trasladaron a los socialistas la “necesidad” de realizar una estrategia conjunta para cerrarle el paso a VOX.

De forma paralela, ERC se reunió ayer con Junts para  buscar nuevas vías de diálogo con el fin de lograr un gobierno de coalición entre las fuerzas independentistas. Ambos partidos están de acuerdo en contar con la CUP y por ello se han reunido bilateralmente con los anticapitalistas.

Desde Esquerra Republicana de Catalunya también quieren contar con el apoyo externo de En Comú Podem. Mientras que desde Junts quieren aunar las fuerzas independentistas en todos los ámbitos en los que tengan representación.

La cuenta atrás para la investidura

 El Parlamento  de Cataluña deberá constituirse en los próximos 20 días hábiles, tras las elecciones. En esa sesión, que tendrá celebrarse antes del 12 de marzo, los diputados tendrán que elegir a los miembros de la Mesa del Parlament.

Tras la constitución de la nueva Cámara, existen 10 días hábiles para que se celebre la sesión de investidura. El presidente del Parlament será el encargado de nombrar al candidato que se presente a esta sesión , que será el que más posibles apoyos reúna de todos los candidatos propuestos.

En esta sesión de investidura, el candidato a presidente de la Generalitat deberá contar con la mayoría absoluta del Parlament, es decir 68 de los 135 diputados. Y en caso de no reunir la mayoría absoluta, el candidato puede ser investido dos días después con mayoría simple (más síes que noes ).

En caso de que esta primera investidura sea fallida, el presidente del Parlamento de Cataluña cuenta con dos meses para celebrar otras sesiones de investiduras. Pero en caso de que no prospere ninguna investidura en este plazo, el Parlament quedaría disuelto y se convocarían elecciones 54 días después, es decir, a mediados de julio.

 

Borja Durán. Director y redactor.

“Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero”. Voltaire