Interior del hemiciclo. Imagen: Parlament de Catalunya.

  • PP, Ciudadanos y Unidas Podemos piden la dimisión del ministro de sanidad, Salvador Illa

El todavía ministro de sanidad, Salvador Illa, ha sido el candidato elegido para liderar el PSC en las elecciones catalanas previstas para el próximo 14 de febrero.

La llegada de Illa se ha considerado un estímulo para la política catalana. Desde el Partido Socialista de Cataluña han llegado a calificar de «jugada maestra» este cambio de líder. Los socialistas se postulan así como oposición contra el independentismo secesionista.

Sin embargo, esta noticia no ha sentado bien a todos los partidos. Ciudadanos y PP temen que esta renovación suponga una caída en las urnas para ellos. El Partido Popular, con tan solo dos escaños, al igual que Ciudadanos, no puede permitirse perder más votos.

Este “nuevo” PSC se presenta como la barrera contra el independentismo. Desde el partido remarcan que su aterrizaje supone pasar de página a una década de decadencia y división de la sociedad y la política catalana.

Una encuesta de “El Periódico de Cataluña” situaría a Illa como favorito para hacerse con el puesto de “president” el próximo mes de febrero, superando a Junts per Catalunya (JxCat) y a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), actuales miembros del Govern de Catalunya. Los resultados de la encuesta pueden consultarse aquí: https://n9.cl/g9fkj

Oriol Junqueras, desde prisión, reconoce que el nuevo candidato socialista irá en busca de votos tanto de Ciudadanos como de ERC, aunque está convencido de que volverán a ganar como en las dos últimas elecciones.

“Más allá del cambio de caras, el objetivo del PSC sigue siendo el mismo: ir a buscar votos hacia la derecha” afirma el president en funciones Pere Aragonès. En su discurso expone que el Partido Socialista de Cataluña tendrá que decidir ahora «si irá de republica catalana o de inmovilismo» y llama a «teñir de amarillo republicano las urnas».

Sin embargo, no todos consideran que la candidatura de Illa vaya a frenar la corriente independentista. Desde el PP explican que el aún ministro «viene a Cataluña a pactar con ERC». Estas declaraciones coinciden con las de la líder de JxCat, Laura Borràs, quien carga directamente contra el PSC por su campaña en la que se presenta a Illa como “la vacuna contra el independentismo”.

Desde la oposición se acusa al ministro de desatender su labor como máximo responsable de la sanidad española. En plena campaña de vacunación, voces del PP y Ciudadanos acusan a Illa de “utilizar recursos públicos para hacer campaña”. Consideran que está ejerciendo de ministro «a media jornada». Ciudadanos, Partido Popular, e incluso, Unidas Podemos, actuales socios de gobierno del PSOE, piden la dimisión del ministro. 

 

Marina García. Jefa de Redacción y redactora.

“Los periodistas servimos para ayudar a los ciudadanos a serlo. A ser libres y capaces de gobernarse a sí mismos”. Joaquín Estefanía