Imagen: Sargis Chilingaryan en Unsplash.

  • Los trabajadores de las plataformas digitales de reparto dejarán de ser autónomos para ser asalariados
  • Las empresas deberán a dar a conocer a sus empleados el algoritmo que se emplea para coordinar las relaciones laborales

El Consejo de Ministros aprobó el pasado martes, 11 de mayo, la llamada “Ley Rider” por la que los repartidores de plataformas digitales (Uber Eats, Glovo, Deliveroo…) dejarán de ser autónomos para convertirse en asalariados. Este decreto-ley refuerza la resolución del Tribunal Supremo emitida en septiembre de 2020, que reconocía que la relación entre un repartidor y la compañía Glovo tenía naturaleza laboral.

La principal novedad de esta modificación en el Estatuto de los Trabajadores es que los repartidores dejarán de ser considerados “falsos autónomos” para ser asalariados de las plataformas digitales, salvo que estas demuestren que son realmente autónomos. Esto supone un aumento de los derechos en la materia de organización, sindicación, cotización y protección social.

Además, por primera vez se regula el derecho de los representantes de los trabajadores a ser informados por las plataformas de los algoritmos o sistemas de inteligencia artificial que las empresas emplean para determinar las condiciones laborales, como el acceso y el mantenimiento del empleo. La vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha afirmado que “ahora los algoritmos van a ponerse al servicio de la mayoría social”.

Y es que, con esta norma, España se convierte en el primer país del mundo en legislar sobre esta materia. Yolanda Díaz, principal impulsora, ha asegurado que “hoy es un día de enorme satisfacción” ya que, “España se convierte en la vanguardia internacional en esta materia” y que debido a ello “tanto el mundo como Europa nos está mirando”.

Díaz también ha querido agradecer la tarea llevada a cabo por la Inspección de Trabajo tras seis meses de negociación entre el Gobierno, los sindicatos y las patronales. La vicepresidenta también ha expuesto que la ley beneficiará a más de 15.000 personas y tendrá un impacto económico de 29 millones de euros.

Sin embargo, no todo es positivo, ya que esta nueva norma ha generado cierta controversia dentro del sector. Esto se debe a que algunos consideran que la norma se ha quedado corta, mientras que otros abogan por seguir con el modelo autónomo. Pepe Álvarez, secretario general de UGT afirma que “este texto no es todo lo ambicioso que nos hubiera gustado, creemos que podía haber ido más allá”.

Por otro lado, las plataformas Deliveroo y Glovo, se muestran en contra de la “Ley Rider” porque consideran que podría generar a los restaurantes unas pérdidas de 250 millones de euros y una reducción de hasta el 70 % de los actuales puestos de trabajo en las plataformas de reparto.

Otras empresas como Just Eat Takeaway han celebrado la nueva regulación, dado que “garantiza los derechos de los repartidores y aseguran que todos los operadores del sector desarrollen su actividad bajo las mismas reglas” y concluye con que “las plataformas digitales tenemos la responsabilidad de promover la creación de empleo legal, seguro y de calidad”.

Alberto García. Jefe de Deportes y redactor.

“No miente tan solo aquel que habla en contra de lo que sabe sino, ante todo, aquel que habla en contra de lo que no sabe”. Friedrich Nietzsche