Carles Puigdemont en una comparecencia. Imagen: Jaumesatorrahervera.wordpress.

    • El ex president de Cataluña fue detenido ayer, en Cerdeña, por las autoridades italianas
  • Esta tarde, la justicia italiana lo ha dejado en libertad con la condición de que no abandone la isla

Ayer, jueves 23 de septiembre, a las 20:58 horas, el expresident Carles Puigdemont fue detenido por la policía italiana a la salida del avión que lo había llevado a Cerdeña.

El Sistema de Información de Schengen, usado por una treintena de países europeos, permitió su detención. Se trata de un sistema que, junto con el Registro de Nombres de Pasajeros, acumula los nombres de aquellas personas con órdenes de detención internacionales o europeas y permite, en caso de que tomen vuelos hacia alguno de estos países, tener a las autoridades bajo aviso. En este sistema, el juez Llarena, encargado del caso del Procés, incluyó la euroorden de detención y entrega de Carles Puigdemont.

Gonzalo Boye, abogado del expresident, aseguró, en una entrevista a Cadena Ser, que entre los funcionarios que efectuaron el arresto, había policías españoles. Esto demostraría que no se trataba de un control de fronteras sino de un arresto directo. Fuentes del Gobierno de España, sin embargo, se apresuraron a desmentir esta versión y afirmaron que la decisión de llevar a cabo la detención fue tomada por las autoridades italianas.

Pedro Sánchez declaró, hoy mismo, desde Santa Cruz de La Palma, que Puigdemont debe «someterse a la justicia» y que el Gobierno respetará los procedimientos judiciales que se tengan que llevar a cabo, «se abran en España, Europa o Italia». También defendió la Mesa de Diálogo, convencido de que es la única vía para solucionar el conflicto catalán.

Por su parte, Pere Aragonès, president de la Generalitat, advierte de que la detención no contribuye al diálogo y exige la puesta en libertad de Puigdemont. Al contrario que este, Pablo Casado pidió a Pedro Sánchez que hiciera todo lo posible para que Italia extradite al expresident. En Cataluña también hubo reacciones a estos hechos y se formaron pequeñas manifestaciones en favor de la liberación del líder independentista.

Hace unas horas, la justicia italiana, encargada ahora del caso, dejó a Puigdemont libre con la condición de no salir de la isla de Cerdeña. Pese a todo, el proceso judicial continúa y el político catalán ya ha sido citado para declarar el día 4 de octubre. Además, Pablo Llarena, el magistrado encargado del caso en España, sigue tratando de conseguir que se extradite al expresident.

Mientras tanto, la defensa del líder independentista se centra en recuperar la inmunidad que debería de tener por su condición de europarlamentario. Una inmunidad que le fue retirada el 9 de marzo, a causa de un suplicatorio de las autoridades españolas, y que no se le llegó a devolver por no observarse un riesgo inmediato de detención.

 

Pável Carballido. Jefe de Cultura y redactor.

“Lo más revolucionario que una persona puede hacer es decir siempre en voz alta lo que realmente está ocurriendo”. Rosa Luxemburgo