Hombre portando la bandera de los confederados en el Capitolio. Imagen: reuters.com

  • El asalto al Capitolio, que ha tenido lugar a las tres del día de hoy, podría estar planeado

Se empiezan a ver las primeras respuestas ante la violenta jornada vivida ayer en EE.UU. con el asalto de los republicanos al Capitolio.

Los periodistas han sido uno de los grandes damnificados del día. Los asaltantes han destrozado cámaras y micrófonos, y han agredido a periodistas, que han tenido que ser escoltados por la policía a zonas seguras donde pudieran continuar con su labor informativa.

Los manifestantes que se quedaron fuera comenzaron a poner la canción «All you need is love» a modo de burla contra las fuerzas de seguridad allí presentes.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, decidió retomar la sesión en ambas cámaras tras el asalto, para así reconocer finalmente como ganador de las elecciones a Joe Biden. Esta sesión se retomó a las 20.00 horas (horario de la costa este, Washington D. C.), 2.00 horas en España.

El vicepresidente, Mike Pence, se distancia de Trump, alejándose de las palabras del presidente en las que alentaba a la violencia. Esto le ha acabado costando a Trump la suspensión de su cuenta de Twitter durante 12 horas y la eliminación de tres tweets, en los que se incitaba directamente a la violencia.

Declaraciones del ex-extratega de la Casa Blanca, Steve Bannon, dejan entrever la posible preparación del ataque. «Los ataques podrían estar estudiados y planeados». Estas palabras podrían manifestar la presunta organización del asalto, que de momento se ha saldado cuatro victimas mortales. La primera víctima confirmada fue una mujer, defensora de Trump, que fue abatida por la policía dentro del Capitolio.

En un vídeo retransmitido por uno de los asaltantes en un plataforma de streaming se puede escuchar como grita: «Te dije que confiaras en el plan. Confía en el plan, venga vámonos», lo que podría ser una prueba de la planificación del asalto.

En el ataque también se han podido ver iconos supremacistas blancos. Ejemplo de ello es la imagen de un hombre portando la bandera de los Confederados por los pasillos de la Cámara de Representantes, lo que ha sorprendido a todos los analistas de los hechos. También se han podido ver personas con la bandera libertaria.

Varias personas han entrando vestidas con pieles y cuernos, estos forman parte del conocido movimiento Qanon. Este promueve teorías de la conspiración y se asocia a la ultraderecha estadounidense. Entre otras cuestiones, defienden la existencia de una fuerza sobrenatural que actúa contra Donald Trump.

La turbulenta jornada ha acabado con la continuación de la sesión en el Congreso y Senado, con la que se pretende nombrar definitivamente a Biden presidente legitimo de los Estados Unidos. Tras unas palabras de Pence, en las que condenaba los ataques y agradecía a los trabajadores que han defendido el Capitolio, concluía diciendo «pero, volvamos al trabajo». La sesión se ha podido finalizar tras 14 horas, certificando finalmente la victoria de Joe Biden.


Marina García. Jefa de Redacción y redactora.

“Los periodistas servimos para ayudar a los ciudadanos a serlo. A ser libres y capaces de gobernarse a sí mismos”. Joaquín Estefanía