Tendido eléctrico en Tracy, California (EE.UU.). Imagen: Casey Horner en Unsplash.

  • La medida no cuenta con el apoyo de los socialistas, aunque la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se ha mostrado favorable a la idea
  • La formación morada busca abaratar el precio de la luz con una propuesta que ya incluía su programa electoral

El portavoz parlamentario de Unidas Podemos (UP), Pablo Echenique, declaró que su partido había registrado una Proposición de Ley en el Congreso para crear una empresa estatal de energía. Así, junto con el responsable de la formación morada para cuestiones energéticas, Juantxo López de Uralde, explicaron los detalles de la idea en la rueda de prensa del pasado jueves 2 de septiembre.

Producción Energética Española será el nombre que llevará la entidad pública. Tiene como objetivos “maximizar la generación de energía renovable” y contribuir a la reducción de la factura de la luz. No obstante, Juantxo López ha destacado que se trata de una medida que “trasciende el momento actual” de crisis.

El documento de la Proposición de Ley detalla que la entidad pública empresarial utilizará el “dominio público hidráulico” para esa fabricación de energía. Es decir, se hará cargo de la creación de nuevas plantas de generación eléctrica y de las centrales hidroeléctricas que finalicen sus concesiones.

De hecho, el fin de esas licencias, que permiten el uso privativo del agua a entidades como Endesa, Iberdrola o Naturgy por un máximo de 75 años, propulsarán la principal fuente de producción que utilizará la empresa estatal.

Muchas de ellas acaban sus concesiones en los próximos años, pero no será hasta el 2060 cuando obtendrá la amplia mayoría de ellas.

La formación liderada por Ione Belarra (UP) ha registrado esta propuesta sin esperar al visto bueno de sus socios de Gobierno del PSOE, lo que muestra nuevas discrepancias entre los dos partidos.

“Afrontamos un nuevo récord en el precio de la luz. Desde Unidas Podemos creemos que hay que actuar y que no hacer nada no es una opción”, ha dejado claro Juantxo López en rueda de prensa.

Sin embargo, la ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ya se mostró favorable a la creación de una entidad que asumiera las concesiones que fueran caducando.

La medida, como toda Proposición de Ley,  deberá ser aún aprobada por los miembros del Congreso de los Diputados, por lo que necesitará el apoyo de otros grupos parlamentarios. Si es aceptada, la propuesta pasará a su elaboración como ley y se someterá a nuevas votaciones hasta su publicación final.

Asimismo, el Gobierno dispondría de un año desde su aprobación para constituir la empresa pública Producción Energética Española.

 

El precio de la luz sigue en alza

El precio de la luz alcanza hoy, viernes 3 de septiembre, una media de 144,61 euros el megavatio hora (Mwh), lo que significa un aumento con respecto al día interior del 1,5 %, tal y como indica Red Eléctrica de España. Asimismo, el pico máximo apenas ha descendido un 0,29 %, hasta los 147,57 euros el Mwh, lo que supone otro récord histórico.

Como consecuencia y puesto que la creación de la empresa energética pública es una medida a medio-largo plazo, Unidas Podemos ha propuesto a sus socios de Gobierno otras posibles soluciones para reducir la factura de la luz de forma inmediata.

Entre ellas, se encuentran las de fijar un precio fijo al Mwh producido por centrales nucleares y un costo máximo al hidroeléctrico para acabar con los denominados beneficios caídos del cielo (windfall profits).

La demanda de energía eléctrica del mercado regulado se cubre con las centrales que son más baratas de producir, como las hidroeléctricas. De tal forma que se va recurriendo a otras progresivamente hasta satisfacer las necesidades de los consumidores.

Por tanto, los déficits de la energía hidroeléctrica la cubren las nucleares y otras energías renovables, hasta llegar al gas natural. Esta última es mucho más cara que las anteriores debido a la necesidad de ser importada, al aumento de demanda asiática, la falta de suministro y los derechos de emisión de CO2.

Sin embargo, toda la energía, con independencia de su obtención, se paga al precio más alto. Como consecuencia, las centrales hidroeléctricas y nucleares reciben unos beneficios exagerados al tener unos costes de producción mucho menores que los del gas.

Por su parte, el lobby nuclear se defiende y asegura que sufre unas pérdidas de entorno a 1.000 millones de euros y que la medida sería contraproducente a largo plazo.

No obstante, Teresa Ribera no se plantea imponer ninguna regulación en este aspecto, pues son “contrarias al derecho comunitario” europeo. Algo que el portavoz parlamentario de UP ha contraargumentado: “En Francia hay un precio fijo de la energía nuclear establecido en 42 euros el Mwh y es país miembro de la Unión Europea”.

Hasta ahora, el Gobierno ha dado algunos pasos para tratar de paliar las subidas en la factura de la luz mediante la reducción del IVA al 10 % y la reciente creación de una comisión para estudiar el precio de la luz y mejoras en el sistema eléctrico.

 

Venancio Sánchez-Cambronero. Redactor.

“El trabajo de los periodistas no consiste en pisar las cucarachas, sino en prender la luz, para que la gente vea cómo las cucarachas corren a esconderse”. Ryszard Kapuściński