Rafa Nadal celebrando su victoria. Imagen: @rnadalacademy.

  • Los finalistas estuvieron más de cinco horas en la pista para decidir quién se coronaría campeón del Open de Australia 2022
  • Medvédev luchó hasta el final, pero Nadal se acabó imponiendo con un 7-5

El Open de Australia comenzó el pasado lunes 17 de enero. Este torneo fue el primer Grand Slam del 2022 y, a pesar del nivel que se iba a ver en los siguientes días, no se libró de la polémica extradeportiva. Djokovic protagonizó uno de los momentos más controvertidos del Open, que acabó con su retirada de la competición.

Más allá de las polémicas previas, Rafa Nadal pisó por primera vez la pista Rod Laver Arena el pasado lunes. Se enfrentó al estadounidense Marcos Giron, al cual derrotó en tan solo tres sets con bastante soltura.

Dos días después, el 19 de enero, volvía a las pistas para verse cara a cara contra Yannick Hanfmann. El tenista alemán no tuvo nada que hacer contra el mallorquín, quien se impuso en tres sets con un 2-6, 3-6 y 4-6.   

El viernes 21 de enero Rafa Nadal se midió contra el ruso Karén Jachánov en la tercera ronda del Open de Australia. El encuentro se decidió en 4 sets. Los dos primeros fueron para el español. El tercero se fue para Jachánov con un 6-3. Sin embargo, Nadal supo recuperarse y conseguir el cuarto set para pasar a la siguiente ronda del Gran Premio. 

En la última ronda se cruzó con el número 69 del mundo, el francés Adrian Mannarino. Tras un primer set complicado, que acabó favoreciendo al español con un 6-7 que se decidió en el time break por dos puntos (14-16), se enfrentaron en otros dos sets en los que se adelantó Nadal con bastante holgura (2-6 y 2-6).

El 25 de enero, en los cuartos de final, peleó contra Denis Shapovalov. El canadiense no se lo puso fácil al tenista español. Cinco sets fueron necesarios para decidir quién pasaba de ronda. A pesar del buen inicio de Nadal con un 3-6 y 4-6, los siguientes dos puntos se le escaparon. No obstante, el mallorquín luchó hasta el final y en el último choque se repuso con un 3-6 que le garantizó el billete a la siguiente fase.

Ya en semifinales, a un paso de convertirse en el mejor tenista de la historia, tuvo que luchar contra Matteo Berrettini, el número 7 del mundo. El italiano no tuvo grandes opciones de imponerse. Con un 3-6 y 2-6 el español se ponía por delante y, a pesar del traspiés en el tercer set, Nadal se hacía con la victoria del encuentro con un 3-6. 

Rafa Nadal ya había hecho historia al llegar a la final. El español acarreaba diversos problemas físicos que le hicieron incluso plantearse no asistir al Grand Slam. La lesión crónica de su pie izquierdo fue la causante de las dudas del tenista, así como su contagio de COVID-19. El deportista llegó a dudar si podría volver a competir. 

En cambio, logró superar todos los obstáculos que se le interpusieron y llegó a la final. Ayer, 30 de enero, se enfrentó contra Daniil Medvédev. Una verdadera exhibición de tenis entre el ruso y el español. El encuentro entre el número 2 (Medvédev) y el 5 (Nadal) del mundo, según el ranking de la ATP, duró más de cinco horas. 

El partido empezó favorable para el ruso con un 2-6. Con un derroche de calidad se llegó al segundo punto decidido en el time break, el cual también fue para Medvénev. No obstante, Nadal no se achantó y consiguió rehacerse ante las hostilidades del número dos con un 6-4, puntuación que se repitió en el cuarto set.  

Tras más de cuatro horas de partido, comenzó el último choque entre los tenistas. Ninguno estaba dispuesto a rendirse y, a pesar de las claras muestras de cansancio de ambos, lograron sacar fuerzas para jugar un último punto. Con un 7-5, Nadal logró hacerse con el set. El español se alzó con la victoria del Open de Australia a sus casi 36 años. 

Esta victoria le otorgaba el título de Grand Slam número 21 de su carrera, logrando superar a Djokovic y Federer, que se mantienen empatados a 20. Innegablemente, el tenista mallorquín se consagró como el mejor deportista español.

 

Marina García. Jefa de redes sociales e imagen corporativa y redactora.

“Los periodistas servimos para ayudar a los ciudadanos a serlo. A ser libres y capaces de gobernarse a sí mismos”. Joaquín Estefanía

Califica este post