Niño con TEA jugando. Imagen: vía Unsplash por Caleb Woods.

  • Los Trastornos del Espectro Autista son 4.5 veces más frecuentes en los niños que en las niñas

El mundo celebra hoy el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, fijado por la ONU en el año 2008. Desde entonces, las Naciones Unidas celebran un evento en el que tratan, dentro de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Objetivo 8, que aboga por un trabajo decente y un crecimiento económico.

Debido a la situación de la pandemia, el evento de este año se celebrará de forma online el día 8 de abril, y se centrará en los temas de la inclusión laboral y los retos en un mundo tras el COVID-19 para las personas no neurotípicas.

En términos científicos, se entiende por persona neurotípica a aquella cuyo desarrollo neurológico no ha sufrido ninguna alteración. Sin embargo, cuando los expertos hablan de personas no neurotípicas se refieren, por ejemplo, a los individuos que se encuentran dentro del Espectro Autista, es decir, que padecen un TEA (Trastorno del Espectro Autista).

Este trastorno, caracterizado por dificultades en la comunicación, la resolución de problemas o el aprendizaje, puede ser más o menos notable en cada caso particular. Además, el TEA puede manifestarse en 5 distintos tipos o grados:

  • Autismo
  • Síndrome de Rett
  • Síndrome de Asperger
  • Trastorno desintegrado infantil o síndrome de Heller
  • Trastorno generalizado del desarrollo no especificado

Según los Centros para el Control y la Prevención de (CDC), conviene que este trastorno sea diagnosticado lo antes posible para poder ayudar cuanto antes al niño o niña con TEA. Se ha considerado que esta podría ser la manera más viable de sobrellevar el trastorno, debido a que no existe ninguna cura hoy en día.

Además, es importante resaltar que no se trata de una enfermedad propiamente dicha, sino de un trastorno cuyas causas se relacionan con factores ambientales, biológicos y genéticos, pero no se encuentran especificadas.

El COVID-19 y los TEA

A pesar de que la llegada del COVID-19 ha supuesto un impacto en la vida de toda la población, las personas con TEA sufren la pandemia de manera distinta al resto.

Durante el confinamiento domiciliario del 2020 en España, el Gobierno permitió a los individuos con TEA poder dar paseos junto a un acompañante, lo cual facilitó a estas personas la asimilación de lo que estaba ocurriendo.

Sin embargo, los cambios de rutina tan repentinos que la pandemia ha impuesto son más difíciles de comprender y tolerar si se padece un TEA, por lo que las familias y expertos recurrieron a explicar la situación a través de pictogramas, el denominado “lenguaje para el autismo”.

Ahora el COVID-19 presenta nuevos retos ante aquellos que sufren TEA, sobre todo en relación con las oportunidades laborales tras la crisis económica de la pandemia. Por ello, la celebración de un día como el de hoy es necesaria para su adaptación a la vida en sociedad.

 

Yaiza Rubio. Jefa de Dinamización de redes y redactora.

“Daría todo lo que sé por la mitad de lo que ignoro”. Descartes