Imagen: Valencia C.F. media

  • Mouctar Diakhaby, jugador del Valencia C.F., denunció al árbitro que Juan Cala, del Cádiz C.F., le llamó “negro de mierda”
  • El Valencia, que se retiró del campo para luego volver sin Diakhaby, apoya a su jugador y “condena al racismo en todas sus formas”
  • Ante la falta de pruebas, el Cádiz niega lo sucedido y convoca una rueda de prensa para que Cala exponga su versión

En el minuto 29 del encuentro entre el Cádiz y el Valencia, Mouctar Diakhaby, defensa del Valencia, se dirigió al árbitro para denunciar que Juan Cala, defensa del Cádiz, había proferido insultos racistas contra él. Ante la negativa del equipo arbitral de haber escuchado dichos insultos, los jugadores del Valencia C.F. decidieron abandonar el terreno de juego como muestra de apoyo a su compañero, por lo que el partido quedó suspendido temporalmente.

La sorpresa llegó cuando, minutos más tarde, el Valencia decide volver al terreno de juego y disputar el partido, esta vez sin Diakhaby, a quien se le vio visiblemente afectado en el túnel de vestuarios. Según la versión del Valencia, que publicó un comunicado al término del partido, fue el árbitro, Medié Jiménez, quien instó a los jugadores del Valencia a volver al campo, o de lo contrario, el club se expondría a una penalización, de, al menos, tres puntos.

Por su parte, el Comité Técnico de Árbitros niega de manera tajante la versión del Valencia y afirma que no hubo conversaciones entre el colegiado y los delegados del Valencia, ya que el árbitro no tiene potestad y es el Comité de Competición quien debe actuar en estos casos. Medié Jiménez recogió en el acta la acusación de Mouctar Diakhaby de haber recibido insultos racistas, pero afirmó que ese hecho no fue percibido por ningún miembro del equipo arbitral.

Además, el comunicado del Valencia afirma que “el Club está totalmente en contra del racismo y manifiesta su apoyo a Diakhaby” y defiende que el Club en ningún momento obligó a los jugadores a salir al terreno de juego, sino que fue el propio Diakhaby quien pidió a los jugadores seguir jugando, ante la posible sanción, pero esta vez sin él en el campo. Por lo que el partido se reanudó 24 minutos más tarde como si no hubiera pasado nada, con Cala, presunto agresor, en el césped y sin Diakhaby, víctima de racismo, quien fue sustituido.

Tras el partido, los jugadores del Valencia se volcaron para apoyar a su compañero. Gabriel Paulista, a quien le habían pillado las cámaras diciendo “negro de mierda no, eh, otra cosa sí, pero negro de mierda no”, mostró su apoyo hacia su compañero y afirmó que “ningún ser humano merece esta vejación. Al igual que Daniel Wass, “es una vergüenza que pasen estas cosas”; y José Gayá, “Diakhaby está hundido, ha sido un insulto muy feo que no voy a repetir”.

Por su parte, el entrenador del Cádiz, Álvaro Cervera, afirma que Juan Cala es “un chico muy noble” y dice creerle, ya que él ha negado en todo momento haber insultado a nadie. El Cádiz C.F. también emitió un comunicado donde defiende la honestidad de todos los integrantes de su plantilla y afirman estar “en contra de cualquier situación de racismo o xenofobia”. Juan Cala habló en los micrófonos de GOL TV y aseguró que mañana, 8 de abril, hablará en rueda de prensa para exponer su versión ya que “la presunción de inocencia no existe en este país, por lo visto”.

 

Alberto García. Jefe de Deportes y redactor.

“No miente tan solo aquel que habla en contra de lo que sabe sino, ante todo, aquel que habla en contra de lo que no sabe”. Friedrich Nietzsche