Manifestante en las protestas en Estados Unidos por el asesinato de George Floyd. Imagen: Mike Von.

  • El presidente Joe Biden ha calificado de «abrumador» el caso de Floyd
  • El expolicía podría ser condenado a 12 años de prisión
  • La gente volvió a salir a las calles con motivo de la celebración del juicio

El juicio contra Dereck Chauvin por el asesinato de George Floyd tuvo lugar ayer, martes 20 de abril. El jurado popular, tras menos de 11 horas de deliberación declaró culpable al acusado.

El expolicía acusado de asesinato en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, cuya máxima condena son 25 años; y homicidio en segundo grado, con una pena máxima de 10 años ha sido sentenciado culpable de los tres cargos de forma unánime por el jurado popular. El juez tendrá un máximo de ocho semanas para determinar la condena. Sin embargo, al no tener penas anteriores, previsiblemente la condena final no sumará más de 12 años de prisión.

George Floyd fue asesinado en Minneapolis, Minnesota.  El dueño de la tienda a la que había ido Floyd llamó a policía acusándolo de pagar con un billete falso de 20 dólares. Los policías cuando acudieron fueron a buscarlo a su coche, donde lo encontraron con otras dos personas.

Los agentes grabaron todos los acontecimientos con las cámaras que llevaban en el pecho. En esas cintas se puede ver como uno de los agentes saca un arma apuntando a Floyd, este obedeció de inmediato, ante lo que el policía guardó la pistola. Tras ordenarle que saliera del coche, Lane, uno de los agentes, lo esposó.

Poco después llegaron los otros dos miembros del cuerpo de policías, y debido a “la resistencia de Floyd” al intentar introducirle en uno de los coches policiales, Chauvin le colocó de cara al suelo mientras le presionaba el cuello con su rodilla durante más de siete minutos.

Como revela la autopsia encargada por los familiares de George Floyd, “la víctima murió por asfixia debido a la compresión de espalda y cuello”.

Las voces y gritos de alegría a las puertas de los juzgados se pudieron oír desde el interior de la sala, donde esperaban cientos de manifestantes. Este caso movilizó hace casi un año a la población de Estados Unidos, que salió en masa a las calles para protestar contra la violencia racista, ganando fuerza el movimiento Black Lives Matters, nacido en 2013. Las marchas también se extendieron a otras partes del mundo como Reino Unido o España.

La población estadounidense retomaba dichas protestas pacíficas a raíz de los recientes casos de violencia policial que han salido a la luz. En Chicago el pasado 29 de marzo, un niño de 13 años fue asesinado tras recibir una serie de disparos. Supuestamente el chico llevaba un arma de fuego durante la persecución. Sin embargo, como se ve en las imágenes de la cámara del policía, este le disparó cuando el menor tenía las manos en alto.

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, emitió unas declaraciones en vista del juicio donde calificaba de “abrumador” el caso.
Biden ya había visitado a la familia de Floyd el pasado verano antes del funeral para expresarles sus condolencias . El presidente estadounidense dedicó unas palabras a los familiares y amigos de la víctima antes de la celebración del juicio: “No me puedo imaginar la tensión y la ansiedad que sienten estos días, con todo el país pendiente de lo que ocurre en el tribunal de Minneapolis donde se ha juzgado el caso”.

Marina García. Jefa de Redacción y redactora.

“Los periodistas servimos para ayudar a los ciudadanos a serlo. A ser libres y capaces de gobernarse a sí mismos”. Joaquín Estefanía