Bombero tratando de frenar el avance de la lava en una vivienda de La Palma. Imagen: Cabildo de Tenerife. 

  • Más de 5.000 personas han sido evacuadas y la lava ha alcanzado ya 200 viviendas
  • Aunque no existen datos exactos, los expertos creen que la erupción durará semanas o meses como mínimo

A las 15.12 horas del pasado domingo 19 de septiembre, el volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma erupcionó tras varios días de alerta máxima declarada por las autoridades canarias

En ese momento, el plan de evacuación de los vecinos de la zona ya se había puesto en marcha. Para el lunes, 5.000 personas habían sido evacuadas de sus domicilios, de los cuales 200 han sido alcanzados por la lava del volcán. Asimismo, se calcula que 154 hectáreas han quedado dañadas por el desastre natural. 

Por su parte, el Gobierno de Canarias se ha pronunciado acerca de los daños materiales y se ha ofrecido a adquirir, por ahora, 73 nuevas viviendas para los damnificados

Aunque las autoridades competentes han declarado que podrían tener que evacuar hasta a 5.000 personas más, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, afirmó el pasado lunes que la lava se dirigiría a la costa. Así, los daños pasarían a ser solo de riesgo material, estimándose estos en más de 400 millones de euros

Afortunadamente, no se ha lamentado ninguna víctima mortal. No obstante, multitud de vecinos, agricultores y ganaderos han tenido que dejar atrás parte de sus pertenencias y huir de la zona de riesgo solo con lo imprescindible.  

Jesús Ibáñez, un reconocido sismólogo volcánico, declaró el pasado domingo que la erupción “podría durar semanas o incluso meses como mínimo”, pero que se trata de una información que aún no podía anticiparse con exactitud.

«Mientras siga habiendo terremotos es muy posible que la fisura se siga prolongando hacia la cima o hacia el mar, lo que puede prolongar la actividad», afirmó Jesús Ibáñez en una entrevista para La Sexta.

En cuanto al volumen de magma, tampoco se conoce de manera exacta. El Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN) estimó una cifra inicial de 11 millones de metros cúbicos bajo la superficie del volcán. Sin embargo, otros expertos han considerado más tarde que podría rondar los 20 millones.

 

Cuando la lava alcance el mar
Con el paso de los días, la lava ha dirigido su ruta hacia la costa y son ya nueve las bocas eruptivas abiertas en el volcán de Cumbre Vieja. 

La llegada de la lava al mar es especialmente preocupante debido a que, según la información recabada por distintos expertos, la reacción química que se produce podría poner en peligro a los habitantes de la zona

Este ha sido el asunto más alarmante en las últimas horas, puesto que tal reacción química compuesta por ácido clorhídrico y partículas de vidrio puede provocar problemas respiratorios e irritación en los ojos. 

Por este motivo, las autoridades tratan de mantener la tranquilidad entre los vecinos y piden que solo se salga del domicilio para lo imprescindible, evitando así cualquier riesgo innecesario. 

Sin embargo, el INVOLCAN ha concretado en las últimas horas que la lava avanza ahora a 5 metros por hora, lo cual retrasaría su llegada al mar. 

 

Cómo ayudar
Desde esta mañana se ha comenzado a difundir por redes sociales un mensaje que insta a la ayuda humanitaria a través de donaciones económicas, aunque también los vecinos de la zona han mostrado su ayuda cediendo terrenos e incluso viviendas.

 

Yaiza Rubio. Jefa de sociedad y redactora.

“Daría todo lo que sé por la mitad de lo que ignoro”. Descartes