Parque natural de Doñana. Imagen: Junta de Andalucía.

  • La justicia europea concluye que España deberá tomar medidas para evitar la alteración de los hábitats protegidos por la extracción ilegal de agua
  • En la zona más afectada del parque viven especies protegidas como el lince ibérico, la tortuga mora o el águila imperial

El parque nacional y natural de Doñana es un espacio natural protegido situado en las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz. El pasado 24 de junio el Tribunal de Justicia de la Unión Europea concluyó que España debería haber tenido en cuenta las extracciones ilegales de agua para abastecer la agricultura intensiva de frutos rojos, las cuales alteran los hábitats protegidos del entorno. Así pues, se dio la razón a las denuncias interpuestas hace más de una década por diversos grupos ecologistas.

Esta resolución trata de dar una solución efectiva a la constante lucha entre la naturaleza y la producción agrícola intensiva. La parte del parque donde se producen más extracciones ilegales alberga especies protegidas como el lince ibérico, el águila imperial y la tortuga mora, y también una de las huertas más grandes de fresas, frambuesas y arándanos del continente, la cual nutre a un gran número de supermercados comunitarios. Para ambos es vital el agua, un recurso escaso en la zona que se acumula bajo la superficie.

España, según la legislación europea y ahora la decisión del tribunal con sede en Luxemburgo, deberá tomar medidas encaminadas a la protección de las especies frente a la sobreexplotación provocada por el uso antropogénico.

Se obliga al país que se ajuste a lo dispuesto por el TJUE (Tribunal de Justicia de la Unión Europea) a la mayor brevedad posible y si la Comisión Europea considera que el estado miembro no ha cumplido con lo dispuesto en la sentencia, se podrá interponer un nuevo recurso donde se solicitará que se le impongan sanciones con el fin de forzar su cumplimiento.

Tras el fallo, el responsable del programa de aguas de SEO/Birdlife, Roberto González, lo calificó como “completamente positivo” en unas declaraciones para Europa Press. Sin embargo, no tardó en puntualizar que el deterioro del acuífero de Doñana sigue produciéndose y que va a peor, así como, el de los hábitats y las especies.  Acabó dirigiéndose directamente a la Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y a la junta de Andalucía para que se sienten en la mesa y pongan un “punto de inflexión” para reparar la situación.

 

Javier Marañón. Jefe de Economía y Justicia y redactor.

“Mas vale permanecer callado y parecer tonto que abrir la boca y despejar toda duda”. Groucho Marx