Estudiantes haciendo un examen en la universidad. Imagen: Twitter Universidad de La Laguna (@ULL).

  • Los estudiantes murcianos y los riojanos ya han acabado la EBAU, pero en el resto del país continúa la selectividad
  • La EBAU vuelve a verse salpicada por las acusaciones sobre la diferente dificultad de las pruebas entre las comunidades autónomas

La mayoría de los alumnos de segundo de bachillerato de las diferentes comunidades autónomas están celebrando la prueba de Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) en estas fechas. Los primeros en empezar fueron los estudiantes murcianos y riojanos, los días 1 y 2 de junio, seguidos de los madrileños, que empezaron el 7 de junio. Hoy, 9 de junio, empiezan los canarios y los castellanoleoneses, mientras que los andaluces serán los últimos en empezar, el próximo 15 de junio.

La nota que los estudiantes obtengan en la EBAU determinará los grados universitarios a los que podrán acceder, lo que lleva a que sientan nervios al enfrentarse a los exámenes, como es el caso de Sergio y Pablo, dos estudiantes andaluces que comienzan la selectividad el próximo día 15 de junio. Aunque otros no se encuentran tan nerviosos, como Olaia, una estudiante canaria que empieza hoy los exámenes y que afirma: “el típico dolorcito de barriga es normal, pero en general estoy muy tranquila”.

Todos coinciden en que, a pesar de que les han advertido durante todo el curso sobre la dificultad de la EBAU, las pruebas son tal y cómo se las han enseñado en clase. Y por ello, esperan lograr las notas de corte para acceder a las diferentes carreras que quieren estudiar. Por ejemplo, Olaia quiere acceder a un doble grado de ADE y Marketing, Pablo pretende estudiar Relaciones Internacionales y a Sergio le gustaría estudiar Enfermería. Pero todos ellos tienen alternativas a dichos grados en caso de que no alcancen la nota de corte, que en algunos casos son muy exigentes.

Por su parte, otros alumnos que ya han empezado la EBAU aseguran que es más fácil de lo que esperaban. Ejemplo de ello es Paula, una estudiante madrileña que empezó los exámenes el día 8 de este mes y que quiere estudiar Biología, quien asegura: “ha sido más fácil de lo que me esperaba, es como un examen de clase”.

Este año, la EBAU vuelve a estar inmersa en la polémica sobre la dificultad de las pruebas en las diferentes comunidades autónomas. Los estudiantes madrileños y de las comunidades del norte de la península aseguran que su selectividad es más difícil que la de los andaluces o los canarios. Afirman que esto los lleva a que les ocupen las plazas de los grados que quieren estudiar y lo tachan de “injusto”. Mientras que los estudiantes de comunidades del sur de España rechazan que sus pruebas sean más fáciles y creen que sus exámenes se ajustan al temario que dan.

Cabe destacar que los exámenes de la EBAU de las diferentes comunidades se adaptan a las materias que recogen los diferentes currículos educativos. Por lo que los exámenes de selectividad son diferentes, como consecuencia de que se encargan de evaluar las competencias que estipulan los diferentes currículos.

Borja Durán. Director y redactor.

“Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero”. Voltaire