Francisco Franco con su mujer, Carmen Polo, su hija Carmen Franco, su yerno Cristóbal Martínez-Bordiú y cinco de sus siete nietos. (CP).

  • El Pazo de Meirás sigue perteneciendo a la Familia Franco
  • 46 años después del fin de la dictadura, la familia continua con patrimonio de 102,5 millones de euros y 404 propiedades

El pasado 20 de abril saltó a los medios la noticia de que la Audiencia Provincial de A Coruña había revocado la anterior decisión judicial que ordenaba depositar a favor del Estado todos los muebles y elementos accesorios del Pazo de Meirás, el cual pertenece a la familia Franco.

46 años después de la muerte del dictador, la familia sigue conservando un gran legado económico e inmobiliario adquirido durante la etapa franquista. Gracias a las expropiaciones de la guerra civil y los grandes regalos que se le hacían han tejido una gran fortuna que incluso tras su muerte ha ido aumentando.

Según la laboriosa investigación de Joaquín Gil, periodista de El País, los nietos del que fue jefe de estado manejan un patrimonio neto de 102,5 millones y 404 propiedades con una compleja estructura de 21 sociedades, lo que les convierte en una de las familias más pudientes del país.

Entre sus muchas propiedades, se encuentran, un palacio, 89 viviendas, 266 plazas de garaje, 29 fincas, cinco locales comerciales y tres pardos.  De dichos inmuebles destacan los siguientes:

El famoso Pazo de Meirás, una finca de verano construida para Emilia Pardo Bazán, de gran valor cultural por la biblioteca de la escritora que se encuentra allí. Este pazo le costó al dictador alrededor de 75 millones de pesetas, unos 450.000 euros. Hoy en día el palacio está en venta por siete millones de euros.

El edificio de los hermanos Bécquer en Madrid. Tiene siete plantas que suman 4.807 metros cuadrados en Serrano, uno de los barrios más costosos de la capital. Este es tan solo uno de los numerosos inmuebles que tienen en la capital, el cual está actualmente en venta por 50 millones de euros.

También es muy polémica la adquisición de la Casa Cornide por parte de Carmen Polo, mujer de Franco. Se sitúa en pleno casco histórico de A Coruña,  fue construida entre 1750 y 1760 y  cuenta con más de 1400 metros cuadrados. Este palacete se consiguió de la siguiente manera: salió a subasta pública y se presentó tan solo un comprador. Este lo adquirió por la modesta cantidad de 305.000 pesetas (65.800 euros en la actualidad) y se cedió las escrituras a Carmen Polo. El pasado 2020 se puso en venta por la cantidad de 3,5 millones de euros.

Así se ve perfectamente el entramado que tiene la familia, comprar barato, vender caro.

Según la información de El Plural la principal fuente de ingresos para la familia son todos los parkings que tienen repartidos por la ciudad de Madrid en zonas muy céntricas como: Ríos Rosas, Princesa, Atocha, Alcalá, Ponzano o Lavapiés, negocios que gestionan dos empresas valoradas en tres millones de euros.

El dictador no pudo cumplir su principal objetivo el cual era continuar el franquismo, pero si logró dejar una herencia multimillonaria a toda su familia.

 

Javier Marañón. Jefe de Sociedad y redactor.

“Mas vale permanecer callado y parecer tonto que abrir la boca y despejar toda duda”. Groucho Marx