Manifestación LGTBI. Imagen: Delia Giandeini en Unsplash.

  • Un joven sufrió una paliza el sábado en Velada (Toledo) tras recibir insultos homófobos
  • A otro chico le grabaron “maricón” en el glúteo el domingo en Malasaña (Madrid), pero aún no hay pruebas de que sea un episodio de homofobia

Madrid y Toledo han sido escenario de impactantes presuntas agresiones homófobas en el último fin de semana. Dos jóvenes homosexuales han resultado heridos, al grito de “maricón”, en sus respectivas ciudades. La sociedad civil, como respuesta, no se mantendrá en silencio y saldrá a la calle a protestar para hacer frente a este tipo de delitos de odio.

Por un lado, Miguel Ángel Berraco fue víctima de una paliza en la localidad toledana de Velada. Tras chocarse con una chica al salir del recinto donde se celebraban las fiestas del pueblo, ella le dijo “pierdes mucho aceite” y “eres un maricón de mierda, lo sabes, ¿no?”, entre otras cosas. Luego, algunos amigos de la joven le asestaron puñetazos en la cara y lo tiraron al suelo.

El agredido relató lo sucedido ayer, martes, en La Sexta. Todavía con el ojo amoratado y sin visión, aseguró: “Sentí miedo porque no sabía cómo iba a salir de ahí”. “Parece mentira. Pienso en la gente mayor que ha luchado mucho para que vivamos con libertad. Que ahora vea que no tenemos esa libertad de vivir, de querer a quien queramos y manifestar el amor como nos dé la gana”, comentó ante las cámaras.

Respecto a las secuelas, respondió que no le quedarán en el aspecto físico, pero sí en el psicológico. Y, en lo relativo a los autores de la paliza, declaró no saber ni cómo se llaman, aunque sí los reconocería si los volviese a ver.

Los agentes trabajan en identificar a los agresores y han localizado a dos presuntos culpables: un hombre de 27 años y una mujer de 21. Por su parte, el pueblo de Velada se manifestará esta tarde a las 20.30 horas delante del Ayuntamiento.

Por otro lado, el barrio madrileño de Malasaña presenció otra supuesta agresión homófoba en la tarde del domingo 5 de septiembre. La víctima es un joven de 20 años que denunció ser asaltado por un grupo de ocho encapuchados que llevaban sudaderas negras y el rostro cubierto.

Los agresores atacaron a la víctima en su propio portal tras gritarle “maricón”, “asqueroso” y “comemierda”, según el testimonio del agredido. Le cortaron el labio y lo desnudaron de cintura para abajo para grabarle “maricón” en el glúteo con un cuchillo.

La Policía Nacional está revisando las cámaras de la zona, así como recopilando información de testigos y vecinos. También está tomando declaración al joven con el fin de dar con el paradero de sus agresores lo antes posible. De ser conseguido, los autores del hecho podrían ser imputados tanto por delito de odio como de lesiones.

Por ello, Movimiento Marika Madrid ha convocado una manifestación en la Puerta del Sol para hoy, miércoles, a las 21 horas. Otras organizaciones del colectivo también han organizado una para el sábado a las 19 horas, de nuevo en Sol, bajo el lema Nos están matando.

Los personajes públicos de la esfera política española tampoco se han mantenido al margen del asunto. Algunos como Pedro Sánchez, presidente del Gobierno; Yolanda Díaz, vicepresidenta del Gobierno; Pablo Casado, líder del PP; Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos; Ione Belarra, líder de Podemos; y Santiago Abascal, líder de VOX han querido reflejar su opinión en sus perfiles de Twitter.

El Ministerio del Interior ya anunció en julio que las denuncias por delitos de odio están en alza. La Policía y Guardia Civil recibieron 610 denuncias por infracciones de este tipo durante el primer semestre de 2021. Esto supone un 9,3 % más que en el mismo periodo de 2019, época en la que todavía no había pandemia ni, por tanto, restricciones de movilidad.

La preocupación crece con estos datos y con episodios tan fuertes como los vividos en los últimos días. Por ello, Pedro Sánchez ha convocado la Comisión contra Delitos de Odio para el próximo viernes con carácter urgente. Además de continuar con su seguimiento, solicitará al Congreso que acelere la tramitación de la Ley para la Igualdad de Trato y la No Discriminación (ley Zerolo).

ACTUALIZACIÓN
El joven de Malasaña cambia su discurso y declara ante la Policía que las lesiones fueron consentidas. Según su nueva versión, los autores fueron dos individuos, no ocho encapuchados. Y el escenario, la casa de uno de ellos, no el portal de su piso.

Ahora, el juzgado que trate el caso decidirá si denunciar al joven por simulación de delito, ya que el artículo 457 del Código Penal recoge que quien “simulare ser responsable o víctima de una infracción penal o denunciare una inexistente, provocando actuaciones procesales, será castigado con una multa de seis a doce meses».

 

Macarena Hortal. Redactora.

“Decís vosotros que los tiempos son malos. Sed vosotros mejores, y los tiempos serán mejores: vosotros sois el tiempo”. Agustín de Hipona