Manifestante del 15-M portando un cartel con uno de los lemas del movimiento. Imagen: José María Mateos vía Flickr.

  • Las protestas de 2011 dejaron lemas como “PSOE y PP la misma mierda es” o “Juventud sin futuro”
  • El 15-M dio lugar al nacimiento de Podemos

Hoy, 15 de mayo, se cumplen 10 años desde que nació el movimiento 15-M. Este apareció como una reacción ciudadana pacífica al bipartidismo estructural PSOE-PP, así como la denuncia del dominio que ejercían los bancos y las grandes corporaciones. Los manifestantes también reclamaron que se estableciera una separación de poderes veraz y efectiva y medidas para mejor el sistema democrático, tanto para su presente como para el futuro.

Tras protestas en diferentes puntos de España, el símbolo definitivo del movimiento fue el mismo 15 de mayo de 2011 cuando, de manera espontánea y pacífica, miles de personas decidieron acampar en la Puerta del Sol de Madrid, unificando las exigencias que anteriormente se habían reivindicado.

Sin embargo, los antecedentes de este movimiento llevaban gestándose desde octubre de 2010, cuando dos activistas españoles empezaron a movilizarse en redes y a contactar con otros movimientos recién nacidos como “Ponte en Pie”.

Avanzando en el tiempo, es necesario atender a febrero de 2011 cuando se creó el blog Manifiesto Juventud publicaba un manifiesto llamado “Mayo del 68 en España” en el que llamaba a la juventud a las calles. Ese mismo mes nacía el movimiento «Estado del Malestar» que reclamaba el fin del bipartidismo y una democracia más participativa por medio de protestas cada viernes a las 19.00 horas en distintos puntos de la capital española.

En enero de 2010, en Túnez, se vivió uno de los momentos clave que terminaría por engendrar el movimiento, y es que Mohamed Bouazizi, un ciudadano tunecino de 26 años, se quemó a lo Bonzo debido a las dificultades económicas que estaba sufriendo y a la inactividad de su gobierno. Este hecho es, además, considerado como el causante del estallido de la Primavera Árabe.

Llegando a marzo, el día 30 se produjo la primera protesta estudiantil, entre cuyas premisas estaba la de lucha contra el paro y la precariedad laboral, los recortes en educación establecidos por el Plan Bolonia y el aumento de las tasas universitarias. Todos estos precedentes acabarán desembocando en un malestar general de la juventud manifestado el 15 de mayo y protagonizando una sentada pacífica en Sol.

De estas protestas salieron lemas tan contundentes como “No somos mercancía de políticos y banqueros”, “Nobody Expects The Spanish Revolution” (“Nadie esperaba una revolución española” en su traducción al español) o “PSOE y PP la misma mierda es”, entre muchos otros.

Las protestas tuvieron tal alcance que un gran número de medio extranjeros como el New York Times, el Washington Post, la BBC o Le Monde, así como ciertos medios alemanes, se hicieron eco de “la revolución española” que algunos periodistas llegaron a comparar con el Mayo del 68 francés.

Consecuencias del 15-M

Esta acción pacífica fue duramente reprimida por los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que mediante la fuerza, desalojaron en varias ocasiones la plaza madrileña. Pero la represión fue más allá, el gobierno, en ese entonces en manos del PP de Mariano Rajoy, que contaba con mayoría absoluta aprobó las famosas Leyes Mordaza. Estas consistían en una reforma del Código Penal y de la Ley de Seguridad Ciudadana. Las modificaciones se recogieron en la Ley Orgánica 4/2015 que calificaba las infracciones administrativas en muy graves (artículo 35), graves (artículo 36) y leves (artículo 37).

Todo esto fue apagando poco a poco al movimiento, el cual tuvo que hacer frente a un sinfín de multas por las protestas.

Sin embargo, la consecuencia que más significación política y social tuvo fue el nacimiento del partido político Podemos en 2014, actual Unidas Podemos. El grupo político surgió al calor del 15-M, cuyo proyecto recogió gran parte de las premisas pronunciadas en dichas manifestaciones.

Con Pablo Iglesias como líder, e Ínigo Errejón y Juan Carlos Monedero como figuras fuertes del partido, sumado a su gran participación en redes sociales, consiguieron entrar el mismo año de su fundación en el Europarlamento, logrando colocarse como cuarta fuerza española en la cámara. Lo que se tradujo en 5 de los 54 escaños correspondientes a España, ocupados por Pablo Iglesias, María Teresa Rodríguez-Rubio, Carlos Jiménez, Lola Sánchez y Pablo Echenique.


Marina García. Jefa de Redacción y redactora.

“Los periodistas servimos para ayudar a los ciudadanos a serlo. A ser libres y capaces de gobernarse a sí mismos”. Joaquín Estefanía